El Coordinador de Primera Infancia, Niñez, y Familia, Pablo de la Torre, encabezó una comitiva del Municipio de San Miguel que visitó Colombia con el objetivo de intercambiar experiencias de gestión en materia de niñez y primera infancia abocadas al desarrollo integral de los niños de 0 a 4 años.

En ese marco, fue recibido por la alta consejera presidencial de la estrategia “De cero a siempre”, María Cristina Trujillo, que depende directamente de la Presidencia de la Nación de ese país.

Al respecto, Pablo de la Torre resaltó que “la experiencia fue muy enriquecedora para el aprendizaje y el intercambio de ideas, más aun teniendo en cuenta que desde la Coordinación estamos en sintonía con lo que realizan en Colombia en temas ligados a la niñez, por lo cual volvimos con el optimismo de saber que estamos por el buen camino”.

Este exitoso Programa involucra al niño en su total integridad, desde un abordaje educativo, cultural, social, sanitario, nutricional y deportivo considerando al niño en su entorno donde debe desarrollarse; el hogar, la salud, el entorno educativo y el espacio público.

Es importante destacar que el estado colombiano financia este modelo de primera infancia y trabaja en conjunto con el sector privado, algo que San Miguel busca replicar , poniendo más de 70 estándares de calidad en la atención (lenguaje, motricidad, educación, relación con los hijos desde el juego, la lectura, planes de vacunación, controles sanitarios, etc) más eficientes al servicio de la primera infancia y el desarrollo integral de los más chicos, que no sólo tiene que ver con el talento humano, sino también con el lugar en el que se desempeñan.

En detalle, este plan tiene una comisión intersectorial articulada por todos los ministerios (todos tienen un área dedicada a la niñez), dependiente de la presidencia, en la que todos los ministros hacen su aporte desde el lugar que ocupan, como por ejemplo, obras públicas planifica las plazas o espacios de recreación necesarios en cada barrio, o en cultura las bibliotecas o museos infantiles y juegotecas, con especial atención en la primera infancia.

En resumen, consiste en una política pública descentralizada que se desarrolla en toda Colombia, con el objetivo concreto de ver resultados en el mediano y largo plazo, algo parecido a lo que San Miguel ideó a través de la modalidad de los Centros de Desarrollo Infanto Familiar (CDIF), donde se trabaja con las familias en un abordaje integral interdisciplinario, que contempla un programa de acompañamiento principalmente en niños donde puede haber algún tipo de riesgo para su crecimiento y desarrollo integral.

En esa línea, el Municipio creó el año pasado a través de la Coordinación de Familia un observatorio de la niñez, que hace un relevamiento y diagnóstico de las problemáticas de los chicos en cada barrio, además de su posterior abordaje y seguimiento.

Por otra parte, la comitiva municipal observó con especial atención el Programa denominado “Mil días”, que comprenden desde el embarazo hasta los 2 años, teniendo en cuenta que ese es el período en el que más se debe estimular a los niños debido a que en ese lapso de tiempo se desarrolla el 80% del cerebro.

Así, el Municipio busca replicar una buena experiencia en materia de niñez y primera infancia como política pública del gobierno nacional de Colombia, adaptándola a la realidad local.