En el marco del Día Internacional por la donación de órganos, se realizó ayer una maratón solidaria en el corredor aeróbico de Bella Vista, en la que participaron más de 1000 personas. El Intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, encabezó el evento que organizó la Subsecretaría de Deportes. Acompañaron el sobreviviente de la tragedia de Los Andes, Roy Harley, y la mujer del periodista Jorge Lanata, Sara Stewart Brown, quien recientemente donó un riñón a su marido.

Así, San Miguel continúa reafirmando el compromiso de la Municipalidad de ser Comunidad Donante. El evento, que se realizó por segundo año consecutivo, tuvo por objetivo concientizar a la gente acerca de la donación de órganos. Cientos de parejas se acercaron al vagón municipal para inscribirse a la carrera participativa de 1000 metros, y se identificaron con una remera celeste y una blanca.

En ese sentido, Joaquín de la Torre sostuvo que “la donación de órganos es un acto de generosidad extrema, y desde San Miguel buscamos estimular este tipo de iniciativas que sirven para la toma de conciencia”.

Previo a la largada, Roy Harley contó su experiencia en representación de la Fundación VIVEN, que a partir del 2008 tiene por objetivo principal la concientización social y la voluntad de manifestar en vida la decisión de ser donantes de órganos; Así, sostuvo su compromiso con la vida y dijo que “en Uruguay estamos comprometidos con esta causa, pero no alcanza si no es apoyada a escala universal”.

Por su parte, Sara Stewart Brown destacó que “la gratitud de dar un órgano es recibir tanto amor, es pura satisfacción, y tiene una importancia que sólo puede entenderse cuando sos dador o cuando recibís”.

A su turno, el Subsecretario de Deportes, Ariel Dalbene, remarcó que “la carrera de postas es en equipo y el traspaso del testimonio de compañero a compañero simboliza lo que podemos hacer los unos por los otros”.

Asimismo, cabe recordar que la Municipalidad de San Miguel impulsó hace más de dos años junto con la Fundación Nano el programa de concientización para la donación de órganos y, específicamente de córneas, en el ámbito de la salud pública.

En este programa se involucraron todas las instituciones de salud del municipio, entre ellos el Hospital Larcade, el Hospital Campo de Mayo, la Clínica Bessone, el Sanatorio General Sarmiento y el Sanatorio San Miguel.