El intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, encabezó hoy junto al Director General de Tierras ,Vivienda, y Urbanismo Social, Julián Segovia, al subsecretario de Gobierno, Andrés Salvaggio, y al subsecretario de Legal y Técnica, Héctor Calvente, la entrega de posesión de 219 parcelas en el Marco de Interés Social a familias del distrito, inaugurando así el barrio “Madre Esperanza”, que consta de seis manzanas y está ubicado dentro del barrio “La Estrella”.

En ese contexto, el jefe comunal destacó que “este es un acto de justicia social que reivindica derechos básicos como la casa propia, algo fundamental para la familia”.

Por su parte, Julián Segovia subrayó la importancia de “urbanizar estas tierras brindándole a los vecinos servicios elementales como el agua, la energía eléctrica y el derecho a la propiedad privada”.

Es importante destacar que la firma y entrega de parcelas a familias de la zona no se limitó a la mera posesión sino que, además, se realizó la infraestructura necesaria para poner en funcionamiento un barrio completo desde cero, que tiene que ver con el bienestar común y social, como los servicios de electricidad y agua potable, mas toda la ingeniería en lo que respecta a los desagües pluviales y apertura de calles, entre otras cosas.

Además, el predio entero dispondrá de un espacio verde de 4500m2 y de un equipamiento comunitario de casi 1500m2.

Este proyecto fue llevado a cabo gracias la articulación público- privada entre el Municipio y el Fideicomiso “San Miguel”, presidido por Luciano Emiliosi, desarrollador inmobiliario que llevó adelante el proceso de urbanización de los terrenos que antes habían sido tomados y luego fueron recuperados.

Así, por primera vez se inauguró un barrio completo con intervención municipal, gracias a la recuperación de tierras, división de parcelas y puesta en funcionamiento de servicios elementales para habitar el suelo.