A Feliciana se la ve lúcida, radiante y llena de vida. Si no fuera por las tres velitas que delatan sus 100 años de edad, nadie creería que esta joven abuela de Malvinas Argentinas festejó el sábado un siglo de vida.

Rodeada de sus afectos más cercanos, sus 12 hijos, sus familiares y amigos, y con la presencia del intendente Jesús Cariglino a quien Feliciana invitó personalmente, la abuela celebró su cumpleaños número 100 en un salón de la ciudad de Grand Bourg.

«La veo y esta fantástica. Este es el premio a la vida, fruto del esfuerzo, del trabajo. Estoy muy contento de estar aquí, compartir este ratito con ellos y desearle muchos años más. Me siento orgulloso por poder compartir este cumpleaños número 100 con ella y su familia», aseguró el intendente.

Por su parte, la homenajeada, Feliciana Leguizamón, afirmó emocionada: «Le agradezco mucho a Jesús por venir, estoy muy contenta de estar con todos mis amigos, mi gente, mi familia».

El intendente municipal no quiso estar ausente en este cumpleaños tan especial, y llegó al salón con un gran ramo de flores para compartir con la cumpleañera y todos los invitados este momento tan importante que quedará guardado como un gran recuerdo en la vida de Feliciana.