Miembros de Prevención Urbana, Dirección General de Política y Control Ambiental, Dirección General de Comercio, Inspección Comunitaria y Dirección de Antropozoonosis realizaron una  inspección en la fundación Orión, ubicada en La Reja, con  el fin de observar el estado del lugar y controlar la salud de los animales que viven en el mismo.

Al momento de realizar la inspección el dueño de dicha fundación no estaba presente en el lugar, sin embargo el operativo pudo llevarse a cabo ya que los inspectores contaban con una orden emitida por el juez de faltas del distrito.

Respecto al lugar se labraron distintas actas de contravención por varias anomalías entre ellas: provocación de ruidos molestos ocasionados por los ladridos constantes de alrededor de 150 canes; falta de certificado y vacunas contra rabia, habilitación municipal y condiciones para su funcionamiento; falta de higiene, caniles sucios y alimentos en mal estado, como así también falta de agua en dichos caniles.
Por otra parte, el personal de antropozoonosis dictaminó poner en guarda a una gran cantidad de animales y también, mediante un acta, solicitó que se haga el saneamiento del lugar de forma urgente.