El sábado se realizó la primera jornada del programa Fútbol Inclusivo, que depende de la Dirección de Deporte Social. Esta iniciativa busca, a través del deporte, mejorar la convivencia entre los chicos de los barrios de Pilar.

El Secretario Fabián Ferraro explicó que: «Es una metodología que tiene ya muchos años de historia. Se basa en la potente convocatoria que tiene el fútbol para luego trabajar valores que puedan mejorar el diálogo y el respeto en la comunidad. Con el tiempo los trasladan a su casa y a la sociedad en general».

Está destinado a chicas y chicos de entre 8 a 18 años de diversas localidades del partido. Se arman equipos mixtos con la misma cantidad de mujeres que de hombres. Las reglas las ponen los jugadores antes de comenzar y no hay árbitro si no que existe la figura de un mediador que interviene sólo cuando los dos equipos no logran ponerse de acuerdo y lo hace para facilitar el diálogo.

Los partidos no se ganan por goles solamente sino también por el comportamiento y la convivencia dentro del campo de juego. Se aplica en 65 países. Ya se jugaron tres Mundiales y 8 Copa América bajo esta modalidad.

El hábito de ponerse de acuerdo, respetar al otro y ser solidario va internalizándose en los chicos a medida que van jugando y entrenando. Esto hace que mejore el diálogo entre ellos, quienes muchas veces terminan siendo agentes comunitarios de cambio en sus propios barrios. Esta metodología tiene un impacto muy fuerte en la sociedad.

«Estamos organizando para el segundo semestre el año el encuentro de chicos de Sudamérica para que vengan a Pilar a contar sus experiencias», anticipó Ferraro