Estaba ubicado en la intersección de las Avenidas Callao y Juan Francisco Seguí, a metros de la estación y del centro comercial. Monitoreaba 70 cámaras las 24 hs del día y contaba con patrulleros que circulaban por la zona. Por decisión de Nardini, el COM fue retirado del lugar.

Sin mediar explicación oficial al respecto y mediante una directiva del Subsecretario de Seguridad del Municipio, Dr. Jorge Cancio y con el aval del Intendente Leonardo Nardini, personal municipal procedió primero al desmantelamiento y luego al retiro del Centro de Monitoreo policial. La estructura (ya destruida) hoy descansa junto a la chatarra que se desecha en el Predio Municipal.

Esta determinación provocó la ira de los vecinos del lugar, que no comprenden la insólita medida. “Es inexplicable, pareciera que quisieran liberar la zona. Con el COM aquí teníamos adonde recurrir por cualquier urgencia, ahora ya no está, nos vamos a volver a sentir inseguros, no entiendo”, comentó indignada María Estela, vecina que vive hace 30 años a media cuadra del lugar. Por su parte, Daniel Díaz, otro antiguo vecino explicó que a partir de la llegada del COM “estábamos mucho más tranquilos, hubo menos robos y ahora retrocedemos nuevamente, va a quedar la zona liberada. Ni siquiera nos avisaron, lo hicieron de madrugada para que no nos enteremos”.

El Centro de Operaciones de Grand Bourg, había sido inaugurado en octubre de 2011 por el entonces Intendente Jesús Cariglino y estaba preparado para monitorear 70 cámaras durante las 24 hs. Además, por el agitado tránsito que circula durante el día había patrulleros en la zona permanentemente. Hoy ya nada de eso existe.

Lo cierto es que la seguridad se está volviendo tema de preocupación entre los vecinos y comerciantes de Malvinas Argentinas. Hablan de zonas liberadas y desprotección, patrulleros que ya no circulan y personal de la Subsecretaría que dirige Cancio que no da respuesta a los reclamos.

Sin ir más lejos, mucho llamó la atención el hecho de vandalismo ocurrido días atrás en la puerta misma de otro de los centros de monitoreo que se encuentra ubicado en el polideportivo de Villa de Mayo. En el momento del hecho nadie estaba controlando las cámaras de vigilancia, no había patrulleros ni personal, que se enteraron por terceros minutos después de sucedido el hecho.