El operativo fue coordinado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio de Morón. Se trata del segundo caso en 10 días que se resuelve con la utilización de esta herramienta.

En la mañana de este martes, se detuvo a un hombre que estaba violando la restricción perimetral que le impedía acercarse a su ex pareja. La captura fue posible porque la víctima accionó el botón antipánico que le había sido entregado el pasado 15 de marzo.

La mujer es vecina de Castelar Norte y obtuvo el botón de auxilio, registrado con el nombre «Demo 2», luego de que el Juzgado de Familia Nº5 dictara una prohibición judicial de acercamiento sobre la ex pareja.

Cuando los operadores de la Central de Monitoreo recibieron el alerta, activaron el protocolo de actuación y llamaron a la damnificada para brindarle contención y coordinar el abordaje de los móviles de la Policía Local y del Comando de Prevención Comunitaria.

Los efectivos policiales capturaron al agresor en la intersección de Arias y Avellaneda y, luego, lo trasladaron a la comisaría 7ª de Castelar Norte. A raíz de la violación de la orden judicial, intervino la UFI Nº 10 especializada en violencia de género, dictando la aprehensión del agresor y disponiendo su traslado a la fiscalía.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Sebastián Cinquerrui, se comunicó con la víctima del episodio para conocer su situación y ratificar la colaboración del Estado municipal. Al respecto, sostuvo: «En el Municipio de Morón tenemos el compromiso de combatir con hechos contundentes la violencia contra las mujeres. Desde el gobierno local vamos a seguir poniendo a disposición todos los recursos que tengamos para hacer que la violación de las restricciones perimetrales tenga la consecuencia que se merece que es, la detención».