Además de la importante obra hidráulica que está próxima a inaugurarse en la cuenca Santa Fe – Barrio Mitre, la Municipalidad de San Miguel, que está encarando una solución a un problema histórico como las inundaciones, continúa invirtiendo y planificando acciones para paliar esta problemática que se presenta en todo el país debido a la desidia en infraestructura que hubo en las últimas décadas por parte de los gobiernos nacionales y provinciales.

Esta semana el cuerpo de BVGS adquirió, gracias al aporte municipal, nuevos elementos para la atención de inundaciones urbanas: dos equipos de buceo, un tráiler, un bote y dos kayaks de rescate.

Consultado sobre este tema, el jefe de Bomberos, Comandante Mayor Oscar Ferrari, dijo que «lamentablemente el cambio climático que provoca entre otras cosas lluvias torrenciales en cortos períodos de tiempo, es un problema que afecta a toda la provincia, por eso debemos estar preparados con la capacitación y el equipamiento adecuado para afrontar este tipo de situaciones». Y agregó: «Para nosotros es muy importante el aporte mensual que realiza el Municipio al cuerpo de BVGS ya que gracias a esos fondos pudimos adquirir estos nuevos elementos».

Por otro lado, el Municipio también lleva a cabo capacitaciones semanales en el marco del «plan de alerta meteorológico», donde quedó establecida la manera de proceder ante una emergencia meteorológica con el objeto de disminuir al máximo los daños de los vecinos y sus bienes. Allí fueron definidas claramente las competencias y los roles de los distintos organismos municipales coordinando junto con la policía y los bomberos voluntarios las medidas a adoptar frente a una emergencia de estas características.