El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que los 2800 millones de pesos de inversión, que comprometió la firma Bridgestone en su planta de la localidad bonaerense de Llavallol, son una clara demostración de que «estamos en el buen camino» para transformar a la Argentina «en un país creíble, confiable, predecible y con reglas de juego claras».

«En la medida que estemos cada vez más comprometidos a mejorar la productividad y la competitividad en cada fabrica, eso va a significar más trabajo para todos los argentinos», aseguró el presidente durante una visita que realizó esta mañana a la sede fabril de la compañía fabricante de neumáticos.

El jefe de Estado sostuvo que las inversiones se traducen «en más fábricas, y las fabricas son trabajo», que es lo que garantiza «la posibilidad de progresar».

Macri participó del acto inaugural de la Universidad Corporativa de Bridgestone, una expansión de la Escuela de Negocios creada por la empresa en 2003, donde más de 400 trabajadores de la firma recibieron educación secundaria, terciaria y de posgrado.

Durante el acto, que se realizó en el marco del centenario de la instalación de Bridgestone en la Argentina, se anunció la inversión de 2800 millones de pesos en tecnología de punta para producir un nuevo producto en el país.

El presidente explicó que esas son las «inversiones que necesitamos porque son el camino hacia la pobreza cero y el camino hacia la educación y trabajo».

Macri agradeció a las autoridades de la compañía porque «ese es el tipo de compromiso que necesitamos por parte de las empresas con nuestro país».

Previamente, en una de las salas de la universidad, el presidente mantuvo una reunión privada con directivos de la empresa, entre quienes se encontraban el representante ejecutivo de Bridgestone Japón, Kazuhisa Nishigai; el titular de la firma en Argentina y Chile, Agustín Pedroni; y el líder de la división americana, Gordon Knapp.

«Estamos acá para colaborar en lo que sea necesario para que juntos podamos producir, podamos exportar y contribuir a que cada día más argentinos se sientan orgullosos del trabajo que tienen», dijo el presidente.

Macri también estuvo acompañado por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; y el embajador de Japón, Noriteru Fukushima, entre otras autoridades.

El primer mandatario señaló que siente «mucho orgullo» de que «esta empresa multinacional vuelva a confiar en nosotros y en nuestra capacidad, no solo para producir acá, sino para exportar al mundo».

El jefe de Estado recorrió la planta, observó el funcionamiento de las  líneas de producción y dialogó con los trabajadores.

En ese marco, se refirió a la historia de vida de varios empleados que están en diferentes momentos de su trayectoria  laboral en la compañía.

En primer lugar mencionó a Armando Euro, que comenzó como personal jornalizado hace 50 años y finalizó su carrera como jefe del departamento de Capacitación, y luego a Julio Machado, que se jubila este año luego de 36 años como operario.

Después, señaló el caso de Martín Scotti, quien ingresó hace 18 años como operario y llegó a ser gerente de mantenimiento tras recibirse en la Escuela de Negocios de la empresa.

«En la Argentina necesitamos de estos buenos ejemplos. Apostar a la capacitaciones es el camino», dijo el presidente.

La empresa Bridgestone anunció el lanzamiento de un nuevo producto que se denominará eco-friendly y que estará disponible a partir del último trimestre del año.

Y en su fabricación trabajará con moderna tecnología de punta que permitirá reducir un 32 por ciento las emisiones de carbono a tono con las políticas de cuidado ambiental que impulsa el gobierno nacional.