Suman alrededor de 400 casos en la semana. Instan a clorar y hervir el agua, así como a consultar rápidamente al médico en caso de diarrea. Hasta mañana quedaron suspendidas las clases en 56 escuelas para desinfectar y tomar muestras de agua.

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires instó a la comunidad de Berazategui a mantener las medidas de prevención para evitar la propagación de los casos de diarrea, que suman 400 en ese distrito. Entre tanto, se tomaron muestras de agua en escuelas para analizar si allí radica el origen del brote.

Debido a que todavía no se ha podido establecer el agente causal de los casos, las autoridades sanitarias recomendaron tomar las siguientes medidas, hervir el agua de red 5 minutos o colocarle 2 gotas de lavandina por litro, ya sea para consumo como para el lavado de frutas, verduras, utensilios de cocina, lavado de dientes y manos.

“De acuerdo a los estudios que se han realizado, inferimos que el origen de la diarrea es bacteriano, porque es altamente contagiosa. Por eso se decidió la suspensión preventiva de las escuelas que están comprendidas en las áreas donde se han conglomerado todos los casos”, explicó la ministra de Salud Zulma Ortiz, en conferencia de prensa junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Estamos estudiando los distintos pozos y trabajando de manera coordinada con el municipio para poder certificar cuál es la seguridad del agua”, dijo la funcionaria provincial que ayer encabezó la Sala de Situación Epidemiológica que se constituyó en el Hospital Evita Pueblo.

En ese ámbito, ayer, se trabajó en forma conjunta con las autoridades de Educación y del Municipio y se decidió la suspensión de las clases hoy y mañana, en 56 escuelas del distrito, la mayoría de ella ubicadas en el casco céntrico donde se registró la mayor concentración de casos. Se trata de establecimientos educativos ubicados dentro del área delimitada entre la avenida Florencio Varela y las vías del ferrocarril; y hacia el sur, entre las avenidas Eva Perón y Valentín Vergara. En ellos se están tomando muestras de agua y desinfectando los tanques.

Trabajo en territorio

Promotores de salud locales ya comenzaron a realizar encuestas epidemiológicas en los barrios más afectados, una  intervención  que se suma a las ya dispuestas para avanzar en la investigación de las causas del brote de diarrea.

Además, 200 docentes de las escuelas alcanzadas por la suspensión de las clases fueron capacitados sobre las normas de cuidado y de intervención, poniendo el foco en los mensajes preventivos que, a través de los chicos, llegarán a los hogares para la protección del grupo familiar.

Ante la aparición de casos de diarrea, las autoridades recomendaron consultar rápidamente en el Centro de Atención Primaria de la Salud más cercano.

En muestras de laboratorio de las personas afectadas realizadas en el hospital provincial Evita Pueblo se confirmó la presencia de la bacteria shigella en 13 casos.

“El Estado se está ocupando del tema de manera conjunta a través de la Provincia y el municipio”, señaló el director provincial de Epidemiología e Información Sistematizada, Iván Insúa.  Agregó que todas las personas, de manera preventiva, no deben consumir directamente agua de red, sino hervirla y colocarle dos gotas de lavandina por cada litro de agua.

El funcionario explicó que la suspensión preventiva de las clases, que se extenderá hasta mañana, se fundamenta en que la diarrea de origen bacteriano “tiene una transmisión muy rápida de persona a persona, por eso evitamos el agrupamiento de los niños y niñas”. Además, la medida sirve para la desinfección, toma de muestras del agua y capacitación a los docentes.