Por decisión del intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, el Municipio viene llevando a cabo un plan hidráulico desde el año 2008 con el objetivo de evitar las inundaciones que sufrieron durante décadas los vecinos del distrito, y planificar el desarrollo de toda la comuna.

En ese marco, y de manera complementaria a la gran obra hidráulica de la cuenca Santa Fe-Barrio Mitre, que es la más grande de la historia de San Miguel, se ejecutaron en el último tiempo otras obras de ingeniería hidráulica que sirven para dar solución a otras zonas.

Este es el caso de la obra de La Pinta y Marcos Sastre, en Barrio La Estrella, que solucionó las inundaciones que se generaban en esa zona. En detalle, allí se realizaron 150 metros de caño de 800 mm.

Otro es el caso de la obra de Azcuenaga y Sarmiento, en el barrio El Faro, donde se hicieron 200 metros de caño de 800 mm que van por Sarmiento entre Azcuenaga y Victoria, y por Victoria entre Sarmiento y Muñiz.

Asimismo, en las calles Dorrego entre San José y Paso, en Muñiz, se ejecutó una obra hidráulica de 100 metros de caños de 800 mm, que también otorgó una solución a los vecinos de ese lugar y de San Miguel Centro.

Estas tres obras hidráulicas realizadas en distintos barrios del distrito suman una inversión netamente municipal de $ 2.100.000.

El buen funcionamiento de estas obras, que ya sienten el impacto positivo en esos barrios, se vio reflejado en el testimonio de distintos vecinos. Mandy, de Barrio El Faro, comentó que “gracias a la obra hidráulica, además de no sufrir más inundaciones, terminaron los focos infecciosos que se generaban por el agua acumulada”.

Por su parte, Horacio y Argentina, matrimonio de Barrio La Estrella, indicaron que “esta obra permitió que puedan volver a pasar los colectivos los días de lluvia, cosa que antes nos impedía ir a trabajar”. Y agregaron: “Todos los frentes de la cuadra están elevados por lo menos unos 60cm porque durante años cuando empezaba a llover entraba el agua a las casas y perdíamos lo poco que teníamos”.

En Muñiz, María resaltó que “con esta obra nos mejoró la calidad de vida a todos los vecinos y nos subió el valor de la propiedad”.

Asimismo, Horacio, vecino de Barrio Mitre, subrayó que “es una gran emoción ver cómo hoy no sufrimos más lo que padecimos durante 50 años, y eso es gracias a la obra hidráulica que hizo el Municipio”.

En síntesis, estas obras permiten no sólo evitar las inundaciones, sino también diseñar la planificación del desarrollo residencial, comercial e industrial del distrito, algo que potenciará a todo San Miguel y mejorará las oportunidades y la calidad de vida de todos los vecinos.