El intendente Juan Zabaleta recibió ayer en su despacho a las autoridades del Comité de la Unión Cívica Radical de Hurlingham y a la concejala de Cambiemos Marianela López, ante quienes ratificó su compromiso de enviar al Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza que crea la Defensoría del Pueblo, una iniciativa promovida por el radicalismo local.

El encuentro tuvo lugar en el marco de la mesa de diálogo permanente que el intendente mantiene con distintos dirigentes y referentes de otros espacios políticos para enriquecer la gestión pública y favorecer la apertura y el consenso. También estuvo presente el
concejal Miguel Quintero, titular del bloque del FPV.

La Defensoría del Pueblo es un órgano autónomo e independiente que tiene como objetivo proteger y promocionar los derechos individuales y colectivos consagrados por la Constitución Nacional y Provincial.

Su función será defender en forma gratuita los intereses legítimos de los ciudadanos de Hurlingham frente a actos, hechos u omisiones de la administración pública municipal, sus entes, sus organismos y sus dependencias descentralizadas.

El Defensor del Pueblo será designado por el Concejo Deliberante en sesiones públicas convocadas para tal fin. Para ser nombrado en el cargo deberá cumplir una serie de requisitos y acreditar idoneidad y conducta.