Ayer por la tarde, en Luján, el intendente Nicolás Ducoté participó de un nuevo encuentro de jefes comunales que integran el Comité de Cuenta del Río Luján.

Estuvieron presentes el intendente del municipio anfitrión, Oscar Luciani.  También el jefe comunal de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, y representantes del distrito de Suipacha. Asimismo se dieron cita en el lugar el  subsecretario de Infraestructura Hidráulica del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Rodrigo Silvosa; el secretario de Medio Ambiente de Pilar, Javier Corcuera; y el director general de Hidráulica local, José Luis Montalvo.

Además participaron los equipos técnicos de cada municipio junto a funcionarios provinciales de las áreas intervinientes.

En esta oportunidad se sumó por primera vez la Corporación Andina de Fomento, una institución financiera multilateral cuya misión es promover el desarrollo sostenible y la integración regional. Sus políticas incorporan variables sociales y ambientales e incluyen ecoeficiencia y un criterio de sustentabilidad en todas sus operaciones.

El objetivo principal de la jornada fue seguir profundizando respecto al plan de gestión de riesgo que propone la provincia de Buenos Aires para articular con los municipios. Además, se discutieron posibles sistemas de alerta temprana en catástrofes climáticas y sus modos de implementación y se analizó el funcionamiento del centro único de monitoreo que ya funciona en diferentes puntos de la cuenca del río Luján.

Al respecto, el intendente Ducoté expresó: «Esta visita de la CAF es otra demostración por avanzar en la ejecución de la obras de la cuenca que cada vez están más cerca».

Se abordaron cuestiones técnicas vinculadas a la toma de medidas para mitigar las consecuencias de las inundaciones. También se trabajó en el diseño de estrategias urbanas para lograr un desarrollo sustentable y en la concreción de obras en las zonas afectadas.

Dichos encuentros se están suscitando en forma periódica y representan una verdadera muestra de trabajo de integración regional con el objetivo de minimizar el impacto de las inundaciones en las zonas más vulnerables.