Ya son 12 las veces que le roban en los últimos años. Analiza mudarse de Avellaneda, el barrio donde nació, creció y hasta jugó al fútbol. “Llega un momento en que esto te asfixia y te ahoga”, dijo.

Impotencia, indignación, asfixia, bronca y cansancio son algunos de los sentimientos que experimenta el ex futbolista Hugo ‘Perico’ Pérez luego de que le desvalijaran su casa de Avellaneda, en la zona sur del conurbano, mientras estaba de vacaciones en la Costa Atlántica. Se trata de la vez número 12 que le roban, por lo que junto a su familia está analizando mudarse del barrio en el que creció y jugó durante toda su vida, en Racing e Independiente.

“Cuando quise abrir la puerta, estaba cerrado. Eso ya me pareció extraño, entonces tuve que patear la puerta y, al entrar, vi todo revuelto. ¿Sabés lo que es tener que entrar a tu propia casa rompiendo la puerta?”, contó indignado al canal de noticias C5N.

La policía se encuentra investigando el caso, para determinar quiénes fueron los delincuentes, cuándo entraron y cómo ingresaron al lugar.

“El calvario empezó ayer a las 10.30 de la mañana cuando llegamos de vacaciones. Los efectivos de seguridad estuvieron investigando hasta las 12 del mediodía. Me pidieron que no revele detalles, pero si vieran por dónde entraron, no lo creerían. No sé cómo se atreven a tanto”, detalló el ex jugador.

Indignado después de haber sido robado 12 veces, dijo: “Estoy agotado de tantas cosas que suceden, no sólo a mí, sino a muchos amigos y vecinos. Llega un momento que te sentís violado, que esto te asfixia, uno está ahogado”.

Críticas al partido de Avellaneda y a Edesur

Por un lado, criticó a la empresa de luz Edesur, ya que aseguró que en las últimas tres veces que le robaron no había luz en la casa ni en el barrio, por lo que todo se vuelve más inseguro. Por otro lado, disparó contra el partido de Avellaneda por la falta de protección a los vecinos y analiza si se mudará del lugar donde vivió toda su vida.

“Ya no se sabe cuál es el rango de seguridad que hay que tener. Te dicen que te pongas un portón eléctrico para que cierre más rápido cuando salís. Pero si ni tenés luz, ¿de qué sirve? Ayer la policía tuvo que investigar todo con linternas. Y hoy, sin luz y con la casa desvalijada, no puedo ni bañarme porque no prende el motor del tanque. Edesur ni siquiera atiende”, contó ‘Perico’ Pérez.

El ex jugador nació en el sur del conurbano bonaerense. Creció en una casa de Avellaneda, fue a la Escuela Nº 43 y hasta jugó en los clubes de la zona, en Racing y en Independiente.

“Es increíble pensar que la gente entra a tu casa. Vivo en un barrio normal, sin grandes lujos, trabajo toda la semana y sufro como cualquier persona de barrio. Yo nací acá y no quiero salir de acá, pero al ver este panorama mis hijos me dicen que no quieren vivir más acá”, detalló con tristeza.