Mediante un comunicado de prensa, el concejal del Frente Renovador, Martín Marinucci, denunció que él y sus compañeros de bloque recibieron amenazas antes y después de la sesión en la que se rechazó el proyecto del Departamento Ejecutivo que proponía volver a peatonalizar la calle Sarmiento, lindera a las vías del ferrocarril, entre la calle Belgrano y 25 de Mayo, para cederle el espacio a los vendedores ambulantes. “Esto no hace más que fortalecernos como oposición”, dijo el legislador.

“La tarea de cada concejal fue, es y será siempre la defensa de los intereses de la comunidad. Para ello son elegidos y para ello, todos los días, cada concejal trabaja y legisla. Porque está abocado a la tarea que le fue conferida, la representatividad del pueblo de Morón”, planteó Marinucci en la nota.

Asimismo, recordó que “el último viernes, a los distintos bloques que conforman el arco opositor les tocó defender una vez más el clamor de comerciantes y vecinos al votar por la negativa el proyecto que quiso imponer el intendente Ramiro Tagliaferro sobre la peatonalización de la calle Sarmiento, lindera a las vías del ferrocarril, con el fin de reubicar allí a los vendedores ambulantes y manteros”, y afirmó que “el proyecto que quiso ser impuesto sin tan siquiera cumplir los requisitos básicos que exige una ordenanza de tamaña envergadura, mínimamente cumplimentar con la correspondiente audiencia pública”.

“Tanto el intendente como sus colaboradores quisieron imponer su tratamiento y que salga de forma express. Desde los bloques del Frente Renovador, el Frente para la Victoria y el Partido Socialista se negaron a una iniciativa que no era más que un retroceso a los años 90 y que no solucionaría la problemática”, sostuvo el edil.

Y expuso que “a partir de la decisión del bloque del Frente Renovador y de sus pares, comenzaron las amenazas y amedrentaciones”. En ese sentido, habló de “amenazas telefónicas a concejales del bloque massista, como el caso de Jorge Croche, y amedrentaciones con pintadas en paredes” apuntadas contra su persona.

“Las amenazas sucedieron el mismo viernes previo a la votación por la negativa y las pintadas, durante el fin de semana. El silencio oficial en repudio a estas actitudes no hace más que dejar a las claras un acuerdo entre el gobierno local y grupos marginales que en más de un caso, sus integrantes deberían estar presos”, sentenció el referente del Frente Renovador.

“Esto no hace más que fortalecernos como oposición, ya que no podemos permitir que se avance en esta política nefasta de aprietes y amenazas. El gobierno local fue elegido democráticamente, de la misma manera que fuimos elegidos nosotros. Y la sociedad nos eligió para representarla. Y eso estamos haciendo”, lanzó.

En relación a las pintadas en la vía pública, Marinucci dijo que “en los ’70 las pintadas las hacían los valientes, hoy las hacen los cobardes”. Y por último pidió “urgente intervención e investigación de estos hechos al ejecutivo” porque, según explicó “es muy grave que los concejales no podamos movernos dentro de un estado de derecho y de manera democrática”.

“Esto es algo que creíamos haber olvidado”, declaró, y aseguró: “Hagan lo que hagan, no van a limitar nuestro accionar cuando se trate de la defensa de nuestros vecinos de Morón”.