Es el Taller Protegido de Producción de la Asociación de Protección y Ayuda al Discapacitado, que da trabajo a 120 operarios con discapacidad. Realiza el envasado y empaquetado de productos del rubro sanitario y eléctrico.

El intendente de San Miguel, Jaime Méndez, recorrió el taller de producción de la Asociación de Protección y Ayuda al Discapacitado, que da trabajo a más de 120 operarios con discapacidad siendo un modelo de inclusión laboral en asociación con diversas empresas de la región.

El taller cuenta con cinco sectores productivos y un área de almacenamiento y depósito. Realiza la recuperación de piezas con equipos de termofusión; el armado de válvulas, depósitos sanitarios y desbordes; armado de productos de grifería; el envasado y empaque de distintos productos, como así también su sellado y etiquetado.

Jaime Méndez estuvo acompañado por la diputada provincial María José Tedeschi, quienes fueron recibidos por el presidente de la asociación, Ricardo Jorge Wyse.

Junto a coordinadores y autoridades del taller, el jefe comunal de San Miguel recorrió los sectores de la fábrica y dialogó con sus trabajadores, quienes comentaron las tareas que llevan adelante.

Más de 10 empresas del rubro sanitario y eléctrico solicitan los servicios del taller de producción de la Asociación de Protección y Ayuda al Discapacitado, novedoso en toda la Argentina por el tipo de tarea que realiza.

Se trata de una importante tarea social que se realiza en San Miguel, representa una salida laboral para personas con discapacidad que hayan egresado de las escuelas especiales de la zona.

Las tareas requieren un alto grado de operatividad, responsabilidad y calidad. De hecho, algunos destacados operarios que salieron del taller de la asociación se integraron luego en la producción de pymes y grandes empresas de manufactura.

La Asociación de Protección y Ayuda al Discapacitado es una entidad sin fines de lucro, nacida 1977, que cuenta también con un Centro de Día que recibe cerca de 80 personas con discapacidad intelectual severa. Allí se realizan actividades pre-ocupacionales con el fin de mejorar la calidad de vida no sólo de los concurrentes, sino también de su medio familiar y social.