El personal de la Comisión de Lucha Contra la Contaminación y las Inundaciones no podía creer lo que veía. Los empleados limpiaban 23 kilómetros de los arroyos Las Piedras y San Francisco del partido bonaerense de Quilmes cuando se encontraron con lo peor, ocho cuerpos humanos estaban repartidos entre los montones de basura y el agua.

Ante la inmediata denuncia del personal de la ONG, la Policía se acercó al lugar y se llevó los cadáveres para realizar las pericias pertinentes. Aún se desconocen las identidades y las causas de las muertes.

«Había tres cuerpos debajo de la basura que los encontramos cuando pasábamos una de las máquinas; los otros directamente estaban en el agua. Avisamos a la Policía, que vino a buscarlos», declaró el presidente de COLCIC, Enrique García. «Esto es un reflejo de lo que está pasando en la zona y de la falta de políticas de Estado», agregó.

Por su parte, el secretario de la jefatura policial, Marcelo Urrejola, dijo: «No hubo denuncias formales y si algo sucede, debe pasar por esta oficina». Sin embargo, desde la Comisión de Lucha Contra la Contaminación y las Inundaciones aseguran que los cadáveres fueron hallados de a poco, a medida que avanzaban con la limpieza de los arroyos para quitar la basura y evitar las inundaciones de los barrios lindantes.

«Alrededor de los arroyos empezaron a armarse barrios hace años. Hoy viven 92 mil personas que no tienen ningún servicio básico, ni agua, ni cloacas, ni luz, ni recolección de basura. Eso hace que la zona se vuelva crítica. Hay tres puntos en los que encontramos siempre autos que están desarmados y seguramente vinculados con delitos, uno en el barrio Los Eucaliptos, otro en La Florida y un tercero en Montevideo y el arroyo San Francisco», detalló García en Clarín.

Esta mañana, Analía Pauluzzi, subsecretaria de Seguridad quilmeña, dijo: «Estamos chequeando la información desde el viernes pasado. Solo tenemos la información de un solo cuerpo cuyo caso fue judicializado. Ayer se realizaron actuaciones y está todo en manos de la Fiscalía N° 2. No tenemos claramente confirmada la existencia de los demás cuerpos».

La funcionaria manifestó que como municipio están «preocupados» y están «acompañando para poder esclarecer la situación». No obstante, aclaró que aún no tienen registros de que esos siete cuerpos restantes estén en algún lado ya que son registros que están en mano de bomberos. «Aún no tenemos una denuncia concreta de que esos cuerpos existan», concluyó.

Finalmente, desde COLCIC reflexionaron: “Más allá de que se solucione el tema del traslado de los cuerpos y vehículos, el problema es de fondo. La zona no tiene nada. En Montevideo y el arroyo San Francisco, el caño maestro de agua tiene más de 100 conexiones domiciliarias informales. Y yendo todavía más lejos, ¿cómo puede ser posible que aparezcan cuerpos que nadie reconoce o se desmantelen tantos autos?”.