Un oficial de la Policía Metropolitana fue baleado delante de su novia cuando dos delincuentes le quisieron robar la moto en la que se trasladaban por el partido bonaerense de Almirante Brown, informaron hoy fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió ayer por la noche, alrededor de las 21.15, en el cruce de avenida Donato Álvarez y Mitre, en el mencionado distrito que limita con San Francisco Solano, partido de Quilmes, en la zona sur del conurbano.

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó cuando un oficial, identificado como Juan Carlos Aquino, que estaba franco de servicio, iba a bordo de una moto Honda Twister junto con su novia.

En ese momento, dos delincuentes armados que circulaban en una Yamaha Xtz blanca los interceptaron con fines de robo.

Según las fuentes, Aquino, quien desempeña sus tareas en la División Servicios Especiales de la Metropolitana, extrajo su pistola reglamentaria y se resistió.

Uno de los asaltantes efectuó al menos dos disparos que impactaron en el omóplato izquierdo y en la pierna del mismo lado, mientras que su novia resultó ilesa.

La mujer llamó al número de emergencias 911 y un patrullero del Comando de Patrullas de Quilmes lo trasladó al Hospital de Florencio Varela, donde quedó internado fuera de peligro.

Los voceros agregaron que la moto de los delincuentes que quedó abandonada en el lugar del asalto tenía un pedido de secuestro activo de la comisaría 5º de La Cañada, en Quilmes, del 9 de agosto último.

El hecho fue caratulado por la fiscalía en turno del Departamento Judicial Lomas de Zamora como “Tentativa de robo agravado por uso de arma de fuego y lesiones”.