La Policía Federal detuvo anoche a un hombre que trasladaba en su vehículo gran cantidad de dosis de LSD y ladrillos de marihuana, tras un operativo de saturación coordinado por el Ministerio de Seguridad de la Nación en la localidad bonaerense de Tigre.

La detención se produjo luego de que personal de la Policía Federal realizara un control vehicular sobre la avenida Hipólito Yrigoyen al 300 de General Pacheco, Tigre. Allí observaron que un vehículo utilitario marca Fiat Cubo circulaba por el carril lento, pero al notar el control policial, el conductor apagó las luces y bruscamente se cambió al carril rápido para evitar el control.

Atento a ello, los policías interceptaron el rodado y una vez detenido, se requirió la totalidad de la documentación al conductor, denotando en el habitáculo el inconfundible olor a picadura de marihuana, al mismo tiempo se notó nerviosismo en el sospechoso, un ciudadano argentino de 26 años de edad.

Al requisar el vehículo, los federales hallaron debajo del asiento del conductor siete ladrillos de marihuana, encintados entre sí, además detectaron  troqueles de LSD, ocultos entre la funda del teléfono celular y el aparato; y del mismo modo, en la guantera porta objetos de la puerta del conductor se descubrieron muestrarios de contenedores de drogas de diseño.

El detenido tenía en su poder una manopla de hierro, dos celulares (uno tipo Nextel), un GPS y dinero en efectivo.

Se requirió la presencia de móvil policial de la comisaría 2ºde General Pacheco de la Policía Bonaerense, en presencia del cual se labraron las actas correspondientes.

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción de Drogas de General Pacheco, a cargo del doctor Mariano Calegari, quien dispuso la detención del imputado, el secuestro de los estupefacientes y el material hallado.