La gobernadora mantuvo un encuentro con jefes comunales oficialistas y opositores de la zona sur del conurbano bonaerense. Coincidieron en profundizar el combate contra el narcotráfico y destacaron que el trabajo conjunto representa “un cambio de paradigma”.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se reunió este lunes con intendentes de la zona sur del conurbano bonaerense para reforzar la lucha contra el delito y coordinar acciones conjuntas.

El encuentro se produjo en la sede central del Banco Provincia, en la ciudad de Buenos Aires, con la participación del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y los jefes comunales de Lanús, Néstor Grindetti; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Quilmes, Martiniano Molina; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; y de Esteban Echeverría, Fernando Gray. También estuvo presente el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales bonaerense, Alex Campebll.

Al finalizar el encuentro, Ritondo dijo a la prensa que “todos tenemos un compromiso con la seguridad”, al tiempo que consignó: “Creemos que estamos haciendo las cosas que había que hacer, aunque el resultado no sea inmediato. Tenemos que trabajar codo a codo para mejorar los estándares de seguridad y sabemos que el resultado es a largo plazo”.

“Estamos muy lejos de lo que queremos para la provincia en materia de seguridad», prosiguió el ministro, a la vez que remarcó que “uno de los ejes planteados es la posibilidad de terminar con el ‘paco’ en la provincia de Buenos Aires y en la Argentina”.

“Lo queremos encarar con fuerza y tenemos el apoyo de la sociedad, de los intendentes, y hay una decisión del presidente y la gobernadora”, subrayó.

Por su parte, Insaurralde indicó que los intendentes “no somos ajenos a los problemas de inseguridad que tiene la provincia”, y explicó que “vinimos a plantear nuestros inconvenientes, cómo trabajar en conjunto y ponernos a disposición, porque sabemos que tanto la gobernadora como el ministro tienen predisposición por trabajar y mejorar la seguridad de los habitantes de la provincia”.

“La gobernadora nos explicó cuáles eran cada una de sus prioridades, qué va a hacer el ministerio, cómo va a equipar a las fuerzas provinciales y locales. Nos preocupa muchísimo en el conurbano esta lucha que queremos dar en conjunto. Queremos ayudar a que a la provincia de Buenos Aires le vaya bien en la lucha contra el delito y el narcotráfico, queremos poner el hombro, esto lo solucionamos entre todos”, completó.

A su turno, y para concluir, Molina resaltó que “la gente nos vea juntos ya es un cambio de paradigma importante”, y afirmó que “los problemas son de todos, no tiramos la pelota para otro lado”.

“Estamos haciendo mucho por modificar lo que ocurrió en los últimos años. La droga hace estragos, es un flagelo durísimo para nuestros chicos. Éste es un trabajo de muchos años y creo que el tema de la seguridad se ha encarado de manera responsable”, culminó.