El ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, participó esta mañana, acompañado por el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, de una serie de operativos de saturación realizados en conjunto por fuerzas provinciales,  nacionales y municipales en las calles que limitan los partidos de Lanús y Lomas de Zamora, destinados a fortalecer las tareas preventivas.

En los procedimientos, que también contaron con la presencia de los intendentes de ambos distritos, Néstor Grindetti y Martín Insaurralde, trabajaron efectivos de la Policía Bonaerense, la Policía Federal, Gendarmería y la Policía Local.

En este marco, Ritondo dijo que «lo que estamos presentando es un operativo en conjunto que está vinculado a un compromiso de la Provincia, junto a Nación y municipios en torno a la seguridad» y reiteró «la seguridad la hacemos entre todos».

A su vez, el funcionario de la administración de María Eugenia Vidal sostuvo que «esto que estamos haciendo hoy en 25 puntos dinámicos justo en el punto de unión de Lanús y Lomas significa hacer un trabajo de reconocimiento del territorio», y que «a partir esta labor nosotros podemos examinar y controlar para luego repetirlo en distintos puntos de la Provincia».

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación manifestó que » estamos articulando políticas de control conjunto e integrales donde todas las fuerzas nacionales, provinciales y municipales dan respuesta unificada al delito complejo y a la criminalidad organizada».

Seguidamente, Burzaco explicó que «en tres meses se establecieron más de 7500 puntos de control dinámico, se controlaron más de 280 mil vehículos y se secuestraron más de 730 con pedido de captura», y que «con este trabajo en conjunto, simultáneo en oeste, sur y norte del conurbano, podemos dar mejores resultados”.

«Las tareas se realizan hasta garantizar la dinámica de los diversos controles, de manera de ir desarticulando organizaciones delictivas y bandas que operan localmente», concluyó el funcionario nacional.

Además, en el lugar estuvieron presentes el jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Roncaglia; el director nacional de Gendarmería, comandante general Gerardo Otero; el jefe de la Policía Bonaerense, comisario general Pablo Bressi; además de autoridades ministeriales y policiales.