Una encuesta telefónica reveló quiénes son los jefes comunales con más adhesión entre los vecinos. El podio lo integran tres dirigentes peronistas. También, muestra cuáles son los municipios peor evaluados.

El oficialismo apuesta sus fuerzas a ganar las elecciones legislativas del año próximo, y para eso será clave lograr la adhesión tanto del conurbano como de los distritos del interior de la provincia de Buenos Aires. En ese contexto, un relevamiento reveló quiénes son los intendentes con mayor aprobación.

Según una encuesta telefónica que Poliarquía Consultores realizó entre el 22 de julio y el 9 de agosto en 25 partidos del Gran Buenos Aires, sobre 13.953 casos, un 57% de los vecinos del conurbano aprueba la gestión de su intendente, contra sólo un tercio que la desaprueba. Los datos fueron publicados por el diario La Nación.

Los tres primeros puestos de los jefes comunales con mayor aprobación está encabezado por peronistas. Gustavo Menéndez (FpV), de Merlo, quien derrotó a Raúl Othacehé tras 24 años de mandato, y alcanza hoy una aprobación del 78% de sus vecinos y el rechazo del 12%, es el primero. En segundo lugar se ubica Luis Andreotti (Frente Renovador), de San Fernando, que en su segundo mandato logra un 77% de aprobación (17% de bochazos); y lo sucede Juan Zabaleta (FpV), de Hurlingham, con 73% de aprobación (16% de negativa).

Después, el ranking lo continúan dos dirigentes de Cambiemos, Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, con 69 puntos y un rechazo de 22, y Jorge Macri, de Vicente López (69% y 25%).  Asimismo, siguen en la lista los peronistas Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas (65% y 23%); Jorge Ferraresi, de Avellaneda (67% y 26%); y Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora (65% y 26%). Y cierran el grupo Gustavo Posse (Cambiemos), de San Isidro (66% y 28%) y Gabriel Katopodis (FpV), de San Martin (64% y 27%).

Además, la encuesta reveló que Verónica Magario (FpV), de La Matanza, tiene 31 puntos de diferencia entre aprobación y rechazo; Alejandro Granados (FpV), de Ezeiza, 29; Julio Zamora (Frente Renovador), de Tigre, cuenta con 27; Patricio Mussi (FpV), de Berazategui, con 21; Ramiro Tagliaferro (Cambiemos), de Morón, con 19; Martiniano Molina (Cambiemos), de Quilmes, con 15; y Mario Ishii (FpV), de José C. Paz, con 11; y Nicolás Ducoté (Cambiemos), de Pilar, con 9.

Por otra parte, si se toma en cuenta que la encuesta tiene un margen de error de +/- 4 puntos, aparece un subgrupo de intendentes con un diferencial balanceado. Allí aparecen, Fernando Gray (FpV), de Esteban Echeverría, con un margen positivo de 1 punto; Néstor Grindetti (Cambiemos), de Lanús, y Mariano Cascallares (FpV), de Almirante Brown, ambos con un punto negativo; y Alberto Descalzo (FpV), de Ituzaingó, con -4.

Sólo dos intendentes recibieron una claro aplazo de parte de sus vecinos, ambos del peronismo. El recién llegado Walter Festa, de Moreno, y cercano a La Cámpora, con 54% de rechazo y 32% de aprobación (-22 de diferencial); y Julio Pereyra, que gobierna Florencio Varela desde 1992, con 69% de desaprobación y 23% de aplazos, para un diferencial negativo de 46 puntos.

Por otra parte, los municipios mejor evaluados fueron Hurlingham, Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. En cambio, los que obtuvieron una evaluación «muy mala», fueron Florencio Varela, Lanús, Moreno y José C. Paz, seguidos por «malos» como Quilmes, Almirante Brown, Esteban Echeverría, La Matanza e Ituzaingó.