Luego de recibir una factura de luz por $ 800 mil pesos, la cooperativa Cueroflex, de San Martín, tomó las oficinas de la empresa Edenor como medida de reclamo. «Nos recomendaron que no paguemos y ahora nos llega esta boleta. No vamos a pagar porque no podemos», dijo Jorge Reisch, presidente de la cooperativa.

La empresa recuperada pasó de pagar $50 a $350 mil de luz por mes. La factura de Edenor del período que va de principios de enero a principios de febrero fue de $46.700. De principios de febrero a principios de marzo subió a $178 mil; de principios de marzo a principios de abril, a $267 mil; de principios de abril a principios de mayo, a $365 mil y de principios de mayo a principios de junio quedó en $214 mil.

La siguiente boleta les llegó con vencimiento el 30 de junio y con un monto de $382 mil. Esa factura llegó cuando la Justicia frenó el aumento y el Ministerio de Energía recomendó no pagar.

Ahora, la cooperativa recibió una nueva factura con un importe de $813 mil con una multa incluida de $80 mil por no pagar en junio.

«Nos recomendaron que no paguemos y ahora nos llega esta boleta. No vamos a pagar porque no podemos. Lo que hace la empresa no es legal», dijo a Radio 10 Jorge Reisch, presidente de la cooperativa.

«En San Martín estamos amparados hasta octubre y no nos retrotrajeron ninguna boleta. Tendríamos que tener plata a favor», manifestó Reisch.

Además, advirtió que no van a dejar que les corten el servicio. «Esto no puede ser, aumenta la luz y el gas. Acá no ganamos fortuna. Pagamos más de impuesto que de salarios a los compañeros», describió.