El presidente Mauricio Macri recorrió esta mañana el Centro de Investigación Aplicada de Y-TEC, la empresa compuesta por YPF y el CONICET, y subrayó que “necesitamos toda la inteligencia y capacidad que hay en el país para ser parte de la innovación” en un “mundo que nos desafía”.

El jefe de Estado visitó los laboratorios de la firma, acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien remarcó que iniciativas de ese tipo expresan a “la mayoría de la Argentina, los que no convocan a ninguna marcha, los que no salimos en los noticieros y las tapas de los diarios, y nos levantamos todos los días apostando a lo mejor de nosotros mismos”.

Y-TEC es un emprendimiento líder en generación y transferencia de soluciones tecnológicas innovadoras para la industria energética cuya planta está ubicada en el partido bonaerense de Berisso.

Con el 51 por ciento de participación de YPF y el 49 por ciento restante del CONICET, brinda servicios de asistencia técnica y de laboratorio en materia de geociencias e ingeniería de yacimientos.

También lo hace en las áreas de nanotecnología, procesos y productos industriales, biotecnología y energías renovables, entre otras.

Se desarrollan, además, membranas con nanotecnología, capaces de separar agua de hidrocarburos, un técnica que podrá tener un impacto positiva en la industria energética.

Macri señaló el acierto de “combinar una de las empresas más potentes que tiene el país, que es YPF, con una de las instituciones más valiosas, que es el CONICET y que cumple 60 años”.

Puso de relieve el proyecto que plasmó hace cinco años el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, y sostuvo que “si las ideas son buenas no importan en qué gobierno se han hecho, sino desarrollarlas, potenciarlas y apostar a ellas”.

También destacó el hecho de que la empresa ha generado 21 patentes y “eso es da la tranquilidad de saber que estamos creando y que de acá va a salir trabajo del siglo XXI para los argentinos”.

Macri señaló la necesidad de que esas patentes “se multipliquen y ayuden a que YPF produzca energía más barata, de forma más sustentable, que cuidemos el medioambiente, otro gran desafío que tenemos, y seamos parte de las energías renovables”.

En ese sentido, puntualizó la potencialidad que tiene el país en el desarrollo del litio -uno de los aportes que hace Y-TEC a esa industria- y remarcó la importancia de que se genere valor agregado sobre metal porque significa “trabajo para más argentinos”.

“Queremos que ese trabajo se quede en Jujuy y que el norte tenga las mismas oportunidades que tuvo el centro del país”, añadió.

Dirigiéndose a los profesionales que trabajan en la firma, el Presidente destacó su talento y remarcó que “la Argentina los necesita” para el crecimiento de la actividad energética.

“No hay milagros, este es un trabajo de todos los días. Así como ustedes no hacen milagros, sino que estudian, investigan y desarrollan, lo mismo que necesitamos que haga cada argentino”, afirmó.

Además de Barañao, participaron de la recorrida el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren; los titulares de YPF, Miguel Gutiérrez, y del CONICET, Alejandro Ceccatto; el gerente general de Y-TEC, Santiago Sacerdote; y el intendente de Berisso, Jorge Nedela.

Vidal, en tanto, dijo que “si hay algo que compartimos con el presidente es que creemos que lo mejor que tiene la Argentina y esta provincia es la capacidad de su gente de desarrollarse y de hacer algo por el otro que nos haga mejor comunidad”.

Afirmó que la empresa representa un “orgullo para los bonaerenses” porque es una plataforma “para el desarrollo de energías renovables, de aplicaciones para la industria del petróleo y la generación de un espacio donde argentinos talentosos puedan demostrar de lo que son capaces”.