En el auditorio del Anexo de la Cámara Baja bonaerense, se realizó la jornada “El respeto no tiene género. Acoso sexual callejero: El arte como herramienta de sensibilización social”, en el marco del tratamiento del proyecto de ley que pretende penar el acoso sexual callejero.

En el panel de apertura de la jornada, organizada por la diputada y una de las impulsoras de la iniciativa, Anahí Bilbao, estuvieron presentes el presidente de la Cámara Baja, Manuel Mosca; la vicepresidenta tercera, Maricel Etchecoin Moro; y la senadora bonaerense de Cambiemos, Flavia Delmonte.

La diputada Bilbao afirmó durante el evento que “lo que sucede hoy no tiene que ver solo con nosotros sino con nuestra historia, y hemos tomado conciencia de que las cuestiones cambiaron y en algunos casos hay que decir basta”.

“Este proyecto tiene características bien claras, en principio define que el acoso sexual callejero no es un piropo cualquiera, tiene que tener una connotación sexual, debe ser una actitud y/o una acción que molesta al otro. También lo es el exhibicionismo, la masturbación pública y el hacer incomodar a alguien”, expresó la legisladora.

Cabe recordar que la iniciativa, que actualmente se encuentra en tratamiento en Diputados de la Provincia, pretende convertir cualquier acción de acoso callejero en una contravención. A quienes incurran en este tipo de prácticas y sean denunciados se les impondrán multas equivalentes a entre el 20 y el 40 por ciento del haber mensual de un agente de la Policía Bonaerense, es decir, entre 3500 y 7000 pesos según los valores actuales. Además prevé que la víctima de acoso sexual callejero gozará de los mismos derechos de tratamiento de la víctima de violencia de género.

“Antes estas cuestiones se resolvían de manera particular, y hemos comprendido que estas cuestiones tiene que ver con todos, por eso es nuestra idea dar un elemento para que alguien ante esta situación lo pueda resolver por medio de un apoyo legal”, aseveró Bilbao.

Por su parte, otra de las impulsoras del proyecto de ley en tratamiento, la senadora Flavia Delmonte, señaló que “el acoso callejero agrede la libertad de las mujeres, es una agresión porque genera un perjuicio psicológico muy grave, nadie les da derecho a los hombres a comentar sobre nuestros cuerpos o nuestra existencia, las mujeres no tenemos por qué experimentar miedo de salir a la calle, de preocuparnos por nuestra vestimenta o sentir temor de un día no regresar a casa, sino de vivir libremente”.

“Hoy 8 de cada 10 mujeres mayores de 12 años reconoce haber sufrido acoso sexual callejero y el 97 por ciento no radico ninguna denuncia. Esta estadística alarmante nos lleva a comenzar un cambio cultura desde una nueva normativa, como es el proyecto de Ley que presentamos para prevenirlo, sancionarlo y erradicarlo”, manifestó.

“Estoy convencida de que debemos trabajar mancomunadamente en lograr visibilizar y desnaturalizar esta problemática y así entre todos podamos decirle basta al acoso sexual callejero”, concluyó Delmonte.

También durante la jornada se escucharon testimonios de mujeres; se presentó la muestra “Vulnerables” de introducción del arte como herramienta de sensibilización social a cargo de la artista Beatriz Cunioli; y se realizó el lanzamiento del concurso “El respeto no tiene género”.