Ayer por la mañana, desde una de las cámaras de seguridad del gobierno de Morón, operadores del Centro de Operaciones y Monitoreo observaron a unas personas con un nene descompuesto en Rosas y Cañada de Ruiz. Se comunicó a la Policía Local que asistió a la familia hasta que llegó la ambulancia.

Un auto hacía señas con un pañuelo blanco hasta que se detuvo en la esquina de Juan Manuel de Rosas y Cañada de Ruiz. Del mismo bajaron dos personas con un chico de 2 años descompensado y con la presión muy baja. Esta situación fue detectada por personal del Centro de Operaciones y Monitoreo que inmediatamente alertó a la Policía Local. A los 8 minutos llegó la ambulancia de SAME que trasladó al niño a la clínica más cercana.

Una vez en la clínica se conoció que el chico sufrió un cuadro de hipoxemia, baja considerable de la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial. Gracias al rápido accionar tanto de los operadores del Centro de Operaciones y Monitoreo, como de los efectivos de la Policía Local y la ambulancia, el niño se encuentra estable en la guardia pediátrica.

El distrito cuenta con 289 cámaras de seguridad y domos 360 grados de alta tecnología para monitorear en tiempo real en distintos puntos del distrito, para una mayor rapidez y efectividad. Todas están conectadas directamente al Centro de Operaciones y Monitoreo que se encuentra en Haedo.