A través de su cuenta de Facebook, Sergio Massa publicó un artículo en el que denuncia la crisis del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios por el ajuste en la partida presupuestaria y expresa su solidaridad. También, el bloque de diputados del Frente Renovador presentó un proyecto de resolución para exigirle al gobierno nacional que enmiende el problema.

Sergio Massa compartió en su Facebook un artículo en el cual se denuncia la situación de desfinanciamiento que atraviesa cada uno de los eslabones que componen el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, el cual se viene produciendo desde hace dos años y que en los últimos meses se ha profundizado ante el no cobro del subsidio 2018, por lo que se han declarado en estado de alerta por la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad su servicio.

Ante esta situación, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y todas las Federaciones Provinciales que lo integran solicitan que los acompañen en su lucha con el fin de no permitir que les sigan quitando los fondos, y con ello la posibilidad de equiparlos y proteger sus vidas como se lo merecen.

Al respecto, Massa expresó: “Los Bomberos Voluntarios nos necesitan. El Estado tiene que garantizar el financiamiento a los Bomberos, porque no solo están en juego los más de mil cuarteles de todo el país, sino también la seguridad de millones de vecinos. Ayudalos compartiendo esta nota. Cuidar a los que nos cuidan es una obligación de todos”.

Por su parte, el diputado nacional por el Frente Renovador, Fernando Asencio, presentó un proyecto de resolución para solicitar al gobierno nacional que cumpla con lo establecido por la ley y enmienda la situación con el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, que resuelva la entrega de equipamiento, la formación de los bomberos y la recomposición del presupuesto 2018 destinado para la prestación de este servicio.

“Estamos muy preocupados, porque vemos al sistema bomberil en estado de alerta por la desidia del Gobierno, que no solo no está cumpliendo con la ley, sino que está achicando cada vez más el presupuesto destinado a este servicio. Se quitaron 637 millones de la partida para este año, sin tener en cuenta la inflación y las necesidades en los cuarteles. Los bomberos no son un gasto, son una inversión. Si el gobierno insiste en seguir ajustando con ellos, pone en riesgo su vida y la de todos los argentinos”, indicó al respecto el legislador.