Se trata de la pizzería “El Trébol”. El líder de Proyecto San Martín, Sebastián Libonati, en sus redes sociales, comunicó el hecho y publico un crudo testimonio del dueño del comercio, Carlos Palumbo.

A muchos comerciantes de todo el partido de General San Martín, lamentablemente, no les quedó otro camino que bajar sus persianas. Carlos Palumbo, el dueño de “El Trébol” nos da su testimonio, en primera persona.

Abrimos el 19 de agosto de 1981, con mi señora -que la atendía- porque yo trabajaba en hipódromos. Muchísimo sacrificio, dado que no había feriados, y mucho mucho trabajo. Cuando volvía de mi laburo, tipo 21, ella se iba con mis mellizas, que tenían 5 años, y yo me quedaba hasta las 24.

Nos fue bien. Pronto renuncié a mi trabajo y puse otra en Alvear y República, en Villa Ballester. Por razones familiares esa la cerramos a los 5 años. Así fueron las cosas, la de San Martín, era una de las primeras casas de pizzas y empanadas para llevar, y creo que la segunda que puso reparto a domicilio, la otra era “El Inmortal”, de la que era cliente antes de poner “El Trébol” y que también cerró hace unos meses.

Después lo que todos sabemos. Épocas tranquilas, duras y otras como para no acordarse. En el 2001 estuvimos así de cerrar, pero zafamos porque cerraron ocho pizzerías un par de semanas antes, y con mucho esfuerzo la reflotamos. Después, vinieron los años de Néstor y Cristina, que nos alentaron a seguir peleando, y fue época de bonanza. Y ahora, esto, tarifas increíbles de pagar de luz, gas y agua. Y la materia prima por las nubes. Ya no pudimos pelearla más. Y antes de empezar a endeudarnos más, se tomó la decisión.

Se llevó 37 años de nuestras vidas. Macri lo hizo. Cerramos el 16 de marzo del 2018, y fue difícil. Cuando paso por San Lorenzo, y veo los carteles de “se alquila” por todo el barrio, se me escapa un lagrimón…

Sebastián Libonati
Proyecto San Martín
Web
Facebook
Instagram
Twitter