El mandatario recorrió esta mañana el Hospital Bernardo Houssay para la atención de afiliados al PAMI, en la ciudad de Mar del Plata. Antes, visitó un predio donde están depositados más de 300 vehículos secuestrados al narcotráfico.

«Ocuparse de nuestros abuelos es una prioridad y una obligación», subrayó el presidente Mauricio Macri luego de haber recorrido esta mañana, en la ciudad de Mar del Plata, el Hospital Bernardo Houssay que, después de estar inactivo durante varios años, reabrió sus puertas para atender a los pacientes afiliados al PAMI.

El jefe de Estado observó las modernas instalaciones, acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el titular del PAMI, Sergio Cassinotti.

«Vimos con María Eugenia los mejores equipamientos, los más modernos y sofisticados, dando aquí servicio a quienes son tan importantes para todos nosotros que son nuestros abuelos», remarcó el presidente.

Macri puso de relieve la labor de Cassinotti porque «cuando llegamos encontramos a un PAMI desordenado, con muchos problemas financieros, de gestión, de corrupción, y eso repercute en un peor servicio».

«Y hoy este PAMI se ha ido ordenando, ya tiene un equilibrio financiero, licita los medicamentos por primera vez en 20 años y las prestaciones médicas», sostuvo.

Subrayó que «un PAMI fortalecido» es sinónimo de «tranquilidad, seguridad para nuestros abuelos, es saber que va a estar siempre ahí y no sujeto a problemas de plata» que impedían brindar un servicio adecuado para sus afiliados.

«Esto realmente es importante, es muy valioso, porque ocuparse de nuestros abuelos no es una opción, es una prioridad y una obligación que tenemos que asumir con seriedad y profesionalismo», puntualizó el jefe de Estado.

«Con el profesionalismo que ustedes asumen, con el amor y la dedicación que ustedes le van a dar porque de eso se trata», añadió dirigiéndose a los profesionales de la salud que asistieron al acto.
Macri remarcó que se siente «contento de verificar una vez más que, si nos lo proponemos, lo hacemos; que si realmente trabajamos en equipo y diciéndonos la verdad, con honestidad, todos los problemas que enfrentamos los argentinos tienen solución».

«Podrán tardar un poco más, podrán costarnos un poco más, pero en este camino de trabajo en conjunto tenemos un gran futuro por delante», enfatizó el Presidente.

También participaron del evento, el intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo; el diputado nacional Guillermo Montenegro; y el director médico del nosocomio, Gabriel Angelini.

En tanto, la gobernadora Vidal resaltó que el Bernardo Houssay «es el tercer hospital que ponemos en marcha en la Provincia» después del de Esteban Echeverría y el de Cañuelas y puso de relieve que cuando esté totalmente operativo generará mil puestos de trabajo.

«Hoy tenemos cerca de 500 y más de 100 camas para la ciudad de Mar del Plata y sobre todo para los adultos mayores que hoy son atendidos por PAMI», añadió. «Sabíamos que era una deuda pendiente de la ciudad que tuvieran un lugar propio», remarcó.

Puntualizó que «además, va a contribuir a que el Hospital Regional Allende tenga más capacidad para atender a todos los marplatenses y a todos los bonaerenses de la región, que era una capacidad que la ciudad necesitaba».

«Estas son las cosas que muestran que vale la pena seguir trabajando juntos y apostar a que sí se puede», afirmó, y gradeció «al presidente, a todo su equipo, a Cassinotti y a todos los trabajadores del EMSA, que nunca se dieron por vencidos, que siempre apostaron a la reapertura del hospital».

El centro es el único de Mar del Plata para uso exclusivo de afiliados a la obra social para jubilados y pensionados y cuando esté operativo al 100 por ciento en este año podrá atender a unas 220 mil personas de Mar del Plata, Sierra de los Padres, Balcarce y Tandil.

Ubicado en la avenida Juan B. Justo al 1700, el edificio de 11 pisos y 10 mil metros cuadrados cuenta actualmente con 300 empleados y 80 médicos. Cuando esté habilitado al 100 por ciento podrá albergar a 119 pacientes en simultáneo, entre habitaciones comunes, de internación y salas de alta complejidad.

Contará con 8 quirófanos, una unidad de hemoterapia, un laboratorio clínico para internación, anatomía patológica, 25 consultorios externos y un hospital de día para tratamientos oncológicos y terapia transfusional.

Mientras estuvo inoperable, el PAMI se veía obligado a derivar diariamente a establecimientos de Buenos Aires a 30 pacientes, cifra que en la actualidad se redujo a tres.

Otra actividad en la misma ciudad

Antes de visitar el nosocomio, el presidente Mauricio Macri recorrió un predio donde están depositados más de 300 vehículos incautados por causas vinculadas con el narcotráfico y la corrupción.

Allí, el jefe de Estado estuvo acompañado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; el diputado nacional Guillermo Montenegro; y el comisario mayor de la Policía Federal, Gustavo Acero.

Se trata de bienes secuestrados durante la operación «Lavado total», a cargo del juez de Mar del Plata, el doctor Santiago Inchausti.

Son más de 300 automóviles de alta gama, camiones y otro tipo de vehículos valuados en un promedio de 700 mil pesos cada uno.

Por los hechos hay 14 personas detenidas, 9 de ellas de Mar del Plata, 2 de Paso de los Libres, en Corrientes, y el resto de Chascomús, Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz, y Cipolletti, en Neuquén.