Una organización narco que, entre otras actividades ilícitas, tomaba las casas a mano armada, echaba a sus ocupantes y la convertían en “búnkeres” para reunirse y vender estupefacientes, fue desbaratada en las últimas horas por la Policía de la Provincia de Buenos Aires tras más de quince allanamientos realizados en el interior de la Villa Loyola, ubicada en la localidad de San Martín.

Los operativos fueron llevados a cabo esta madrugada por efectivos de la Delegación San Martín de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, que dejaron como saldo la detención de 23 personas y el secuestro de 5 kilos de marihuana, 3 de cocaína y armas de fuego, entre otros elementos.

En los procedimientos, además, se allanaron cuatro lugares que funcionaban como “búnkeres” y que ahora se estudiará si pueden destruirse o ser sede de instituciones que colaboren con los vecinos del lugar.

“Era una banda con muchos grupos, que en muchísimas situaciones, se disputaban el territorio a tiros”, dijo uno de los investigadores. Además, indicó que “entre los apresados se encuentran Maribel, que lideraba una facción, y otros dos cabecillas conocidos como “el Rengo” y “el Pollo”. Además, estaba la “Banda de los peruanos”, que también fue desarticulada.

Al mismo tiempo, esta organización era muy conocida en el barrio porque sacaba a los propietarios a mano armada y se quedaban con las casas. “Usaban las propiedades para vender, fraccionar o acopiar la droga”, explicó otro de los jefes policiales, quien agregó que “habían copado la villa y la gente ya estaba cansada de sus ataques”.

Esta banda estaba compuesta por “los soldaditos”, quienes eran los encargados de realizar observaciones tendientes a detectar la presencia de fuerzas de seguridad; “los fierreros”, que eran la fuerza de custodia; y “los Bolseros”, personas encargadas de ejecutar la maniobra de compra venta de drogas.

Además de la droga secuestrada, la policía incautó dos escopetas “tumberas”, un revólver calibre 22, municiones de todo tipo, celulares, balanzas digitales y dinero en efectivo.

Interviene la Unidad Funcional de Investigaciones 16 Temática de Estupefacientes de San Martín, a cargo del doctor Gerardo Martínez.