A partir de una presentación de la DAIA, que detectó una serie de amenazas a una asociación judía realizadas a través de las redes sociales en 2016, la Policía Federal investigó y logró detener a los dos involucrados. Este operativo culminó con el decomiso de un arma de fuego, munición y libros, figuras, folletos e insignias con la esvástica nazi.

“No hay lugar en la Argentina para este tipo de expresiones que hacen referencia a una época trágica en la historia de la humanidad”, expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Y agregó: “La inteligencia criminal y el trabajo conjunto con los funcionarios de la Policía nos permitieron decomisar los artículos y dar con el responsable”.

Los uniformados de la Delegación Morón de la Policía Federal, institución liderada por Néstor Roncaglia, siguiendo los lineamientos dispuestos por el Ministerio de Seguridad de la Nación, desarrollaron importantes tareas de inteligencia criminal para identificar a los usuarios que amenazaron a los miembros de la comunidad judía.

Con lo recolectado, el personal de la fuerza estableció, a través del IP, la dirección desde donde se habrían realizado los posteos en las redes sociales, un domicilio en la localidad de Libertad, partido de Merlo. El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 2 de Morón, a cargo del doctor Gustavo Rodríguez, dispuso el inmediato allanamiento.

Como resultado, se detuvo a los dos investigados, padre e hijo de nacionalidad argentina, e incautaron un revolver calibre 22, gran cantidad de munición, folletos e insignias con la esvástica nazi, libros de Adolf Hitler, banderas del fascismo italiano, prendas de vestir de tipo militar con la bandera alemana, computadoras, teléfonos celulares y más elementos de interés.