Vecinos alertaron al 911 y la Policía lo detuvo. En su casa tenía una pistola con municiones, cartuchos de escopeta y cuchillos.

En el barrio de Haedo, integrantes de la comunidad educativa del Jardín de Infantes Municipal 6 advirtieron que un vecino estaba teniendo comportamientos violentos y que, durante la mañana, había efectuado disparos con un arma de fuego. Luego de que alertaran al 911 sobre los tiros que se escuchaban los efectivos de la Policía Local de Morón lo identificaron y detuvieron.

Los agentes redujeron al vecino, que tenía armas de fuego en su poder. Después de una investigación y allanamiento en su domicilio, secuestraron una pistola calibre 22 marca Star con 19 municiones, frascos con marihuana, un maletín negro con más de 300 cartuchos de escopeta de diverso calibre y más de 20 cuchillos.

En el operativo también trabajaron la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal y Policía de la Provincia. El hombre fue trasladado a la comisaría segunda de Haedo y está a disposición de la Justicia.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción 5 del Poder Judicial de Morón, a cargo del fiscal Claudio Oviedo.

Tras la detención, el secretario de Seguridad municipal, Bernardo Magistocchi, indicó: “Todos los días trabajamos en equipo para realizar este tipo de operativos. Por pedido del intendente la prioridad era cuidar a los chicos y a la comunidad educativa de la institución; con el compromiso de las fuerzas de seguridad y el rápido accionar de la Justicia se pudo detener a este hombre que estaba armado”.