Avanzan las obras de agua y cloacas en todo el distrito que permiten mejorar la salud y la calidad de vida. El intendente supervisó la obra y charló con los vecinos sobre la situación económica.

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, recorrió una obra de cloacas en la localidad de William Morris, la que beneficiará a más de 25 mil vecinos y que permite seguir avanzando con el saneamiento, mejorando la salud y la calidad de vida en el partido. La continuidad de estos módulos es producto de las gestiones del Municipio ante la empresa AySA.

«Esta es una de las tantas preocupaciones que tenemos como gobierno y mi responsabilidad como intendente es gestionar la tan ansiada obra de cloacas y agua potable. Recorrimos el módulo correspondiente al barrio San Damián, a la Leonor, a 1 de Mayo, una obra que va a culminar a fines de este año», dijo el intendente.

«La cloaca es salud, es cuidar el medio ambiente, estamos compartiendo con los vecinos la alegría de poder avanzar para transformarle la vida a la gente, tomando un mate, charlando de las dificultades que tienen en esta Argentina donde la economía no arranca», agregó.

Además señaló que en el distrito «estamos prácticamente en un 55 por ciento de conexión de agua potable, con proyección de obra para llegar al 80 por ciento el año que viene». «Cuando arrancamos la gestión teníamos 30 por ciento y hoy estamos cerca del 60 por ciento, en el caso de William Morris tenemos una proyección para llegar al 80 por ciento a fines de este año. Estamos contentos y con el compromiso de estar al lado de nuestra gente gestionando soluciones», completó Zabaleta.

En la recorrida estuvo presente también el secretario de Obras Públicas mmunicipal, Miguel Quintero.