Tras la aparición de un video donde un grupo de jóvenes se peleaba y luego realizaban una persecución en plena vía pública, el gobierno de Morón realizó la denuncia y presentó imágenes claves de las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo ante la Justicia. Tras allanamientos los detuvieron.

La Unidad Funcional de Instrucción 5 del Departamento Judicial de Morón dispuso el secuestro de los vehículos involucrados para realizar las pericias pertinentes por haber estado involucrados en una situación que se volvió viral en Castelar. Pero además de los daños, amenazas y choque entre sus autos, protagonizaron una picada ilegal en vía pública poniendo en riesgo la vida de terceros.

El hecho ocurrió en la mañana del domingo pasado cuando, a la salida de los boliches y por motivos que se desconocen, dos grupos de jóvenes en evidente estado de ebriedad se enfrentaron en el estacionamiento de un local de comidas rápidas.

El conflicto, que se produjo en la intersección de las calles Santa Rosa y Sarmiento de Castelar incluyó golpes y el lanzamiento de objetos contundentes. Según se advierte en las imágenes tomadas y que circularon por las redes sociales, uno de los autos fue violentamente atacado, por lo que su conductor, repentinamente y cuando parecía haber terminado la pelea, decidió chocar de forma deliberada al coche en el que habían subido sus agresores, escapando a toda velocidad y siendo perseguido por el otro vehículo en cuestión.

En las últimas horas, y tras una investigación llevadas a cabo por personal de la comisaria séptima de Castelar Norte, se realizaron diversos allanamientos, y se pudo detener a los responsables de este episodio -uno residía en el partido de Hurlingham y el otro en Ituzaingó-. A ambos se les incautó el vehículo y a uno de ellos una pistola versa calibre 22, con municiones que tenía en su poder de manera ilegal.

El Municipio ya comenzó el trámite formal necesario para que ambos conductores sean inhabilitados para conducir. Bernardo Magistocchi, secretario de Seguridad Ciudadana municipal, señaló: “Por directiva del intendente toda situación que altere el orden público y ponga en riesgo a las familias y a los vecinos de Morón es judicializada. Estos son los resultados. Los vehículos ya están secuestrados y esperamos que queden inhabilitados a la brevedad”. Y agregó: “Morón padeció de las picadas ilegales por muchos años y hasta se han lamentado muertes. Hace tres años estamos poniendo todo el esfuerzo en combatir el delito en todos sus aspectos”.

Intervino de dicho procedimiento la Fiscalía 5 del Departamento Judicial de Morón, personal de la comisaría séptima, la Jefatura Distrital Morón, el Grupo de Apoyo Departamental y personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y Tránsito del Municipio.