Vio desmayarse a su abuela y dio aviso al programa de seguridad vecinal. El SAME logró atender a la mujer.

Un chico de 10 años utilizó el programa de seguridad ciudadana de San Miguel, «Ojos en alerta», para ayudar a su abuela que se había desmayado. La mujer, de 70 años, venía de sacarse sangre, se descompensó y fue atendida por el SAME gracias a la destacable intervención de su nieto.

Hernán Aguilera, de 10 años, vecino de barrio Constantini, estaba al tanto del funcionamiento de «Ojos en alerta» y al ver a su abuela en el piso no dudó en tomar su teléfono y mandar un mensaje de audio al Centro de Operaciones Municipal.

La asistencia del SAME llegó con rapidez y la mujer pudo recomponerse sin mayores problemas, afortunadamente. Lo que cabe destacar es la actitud de su nieto, que se hizo cargo como un adulto de la situación y actuó con rapidez y eficacia.

Con «Ojos en alerta» los vecinos pueden comunicarse de forma directa con el Centro de Operaciones Municipal, para alertar sobre emergencias o hechos de inseguridad.

Sólo en San Miguel ya hay más de 20 mil vecinos inscriptos, mientras que el programa está empezando a ser replicado en distintos municipios, como Escobar, Pinamar y Coronel Rosales, entre otros.