Así lo demuestra el informe de la Universidad Nacional de General Sarmiento. La discrecionalidad en números muestra que los municipios referenciados con Macri y Vidal recibirán 1209 pesos por habitante y los alineados dentro de Unidad Ciudadana-Partido Justicialista y el Frente Renovador se llevan 594,23 pesos en promedio.

Un informe reciente del Observatorio del Conurbano de la Universidad Nacional General Sarmiento, desmiente a la gobernadora María Eugenia Vidal y demuestra que hay discrecionalidad en el reparto de fondos para obras en la provincia de Buenos Aires.

Según el estudio, encabezado por el economista Carlos Martínez, los municipios comandados por intendentes de Cambiemos recibirán a lo largo del año más del doble de obra pública por habitante que los gobernados por la oposición. Algunos casos testigos son San Miguel, con 823,64 pesos, y Vicente López, con 488,70 pesos, cuyos jefes comunales son de Cambiemos tienen este dinero por cada habitante; mientras que los distritos peronistas como Malvinas Argentinas, con 14 pesos; José C. Paz, con 29 pesos; Hurlingham, con 64 pesos; Berazategui, con 22 pesos; y Tigre, con 3,94 pesos, registran valores mucho menores.

Esta discrecionalidad había sido alertada por el senador provincial Luis Vivona en noviembre de 2018, cuando el ministro de Infraestructura bonaerense, Roberto Gigante, acudió a la reunión de la Comisión de Presupuesto.

«Me he cansado de escuchar que dicen que se equivocan porque hacen», le dijo Vivona a Gigante en aquel momento. «Me gustaría escuchar que esto fue un error, que a cada distrito le faltan dos ceros, y que en el afán de hacer esto fue un error verdaderamente», cerró el senador ante el silencio del ministro de Infraestructura provincial.

A fines del mes de abril, la gobernadora había dado un discurso ante empresarios en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción y habló de la obra pública bonaerense. «No hay ningún tipo de discrecionalidad en la asignación de fondos para la obra pública», había dicho. Finalmente, a esta frase le valió la calificación de «falsa», tras el análisis realizado por la Universidad Nacional de General Sarmiento.