Sandra Rey dio el primer paso formal para competir por la intendencia de Ituzaingó, como viene pregonando hace años. La ex secretaria de Producción en ese distrito consiguió el aval de la Junta electoral bonaerense para su agrupación y quedó habilitada para dar pelea.

Con el número 886, el organismo que controla los comicios registró a la estructura. Por el momento, el reconocimiento le permite a Rey y sus seguidores a presentarse con boleta corta, es decir, únicamente para competir por cargos locales. Pero esa es la herramienta para tejer un acuerdo político con otros partidos que presenten postulantes a nivel nacional y provincial, y así ampliar la base de posibilidades.

“Salió el reconocimiento de nuestro partido, a nivel vecinal, y hoy puedo decir que tenemos la herramienta para presentarnos. Agradezco a los vecinos que nos dieron los avales para completar los requisitos y poder ser un partido político local”, destacó la candidata durante una entrevista con el programa periodístico Primer Plano Recargado.

A partir de la confirmación de su agrupación Ituzaingó Positivo, ahora el camino es tejer una posible alianza para que la base electoral sea mayor, o al menos tenga una amplitud superior a lo estrictamente local. Por caso, quienes todavía no tienen postulante en ese distrito son Roberto Lavagna, que se candidatea por el espacio Consenso 19, y Alternativa Federal. Tranquilamente, Sandra Rey puede llegar a un acuerdo con alguno de esos sectores para ser la representante a nivel local.

“Tuvimos ofrecimientos de varios partidos a nivel nacional y lo estamos analizando. Queremos que tengan que ver con nuestra ideología y no nada más que por la necesidad de tener una boleta larga”, concluyó Rey.