Se trata de un operativo por los barrios bajo el lema «El enemigo silencioso», que alerta acerca de los peligros asociados con este gas incoloro e inodoro, responsable de miles de muertes por año. La Brigada Motorizada dialoga con los vecinos y distribuye folletería sobre el tema.

En invierno, debido al uso típico de hornos y hornallas para calefaccionar ambientes, se incrementan las posibilidades de inhalar monóxido de carbono en las viviendas. El riesgo es alto, ya que el tóxico reemplaza el oxígeno en la sangre y el corazón, por lo que el cerebro y el cuerpo sufren las consecuencias.

Por ello, el gobierno de Morón, a través de la Dirección de Defensa Civil, impulsa la campaña «El enemigo silencioso». El objetivo del operativo es dar a conocer las instrucciones para prevenir casos de intoxicación, así como la manera de auxiliar a las víctimas.

Este año, la Brigada Motorizada recorre distintos barrios y plazas para conversar con los vecinos sobre cómo evitar accidentes causados por esta sustancia. También, difunde folletos que enseñan a reconocer su presencia, además de brindar consejos, controlar que la llama de los artefactos sea azul y ventilar la casa todos los días, entre otros. Asimismo, las Unidades de Gestión Comunitarias fueron provistas con el material, para que quienes así lo prefieran puedan obtenerlo directamente acercándose a la UGC más cercana.

Es importante conocer que los síntomas varían dependiendo de cada persona, y que las que padecen mayor riesgo son aquellas que sufren enfermedades cardíacas o pulmonares, así como los más chicos, ancianos y mujeres embarazadas. Los más frecuentes son problemas para respirar, dolor en el pecho, confusión, mareo, fatiga, dolor de cabeza, irritabilidad, presión baja, somnolencia y hasta pérdida del conocimiento.

Frente a un caso de intoxicación por monóxido de carbono se recomienda llevar a la víctima a un espacio en el que pueda respirar aire fresco, y luego solicitar ayuda médica. Como medida preventiva, es prioritario revisar cualquier tipo de aparato que genere esta sustancia, como estufas o termotanques. Ante cualquier emergencia, los vecinos pueden contactarse con Defensa Civil.