Participaron Alberti, Chascomús, San Nicolás, Marcos Paz y Vicente López, además de cooperativas de cartoneros de la Ciudad de Buenos Aires.

En el marco de la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo, un programa que incluye a varias ciudades de la Argentina, San Miguel realizó una capacitación para el mantenimiento de plantas de reciclado de la que participaron cinco municipios bonaerenses.

La jornada se desarrolló en la Planta de Valorización de Residuos Sólidos Urbanos del distrito, en Mariló, donde se clasifican y enfardan los residuos provenientes de los puntos verdes -ubicados en lugares estratégicos del distrito- y de los grandes generadores de residuos, industrias, comercios e instituciones.

La actividad contó con la presencia de los municipios de Alberti, Chascomús, San Nicolás, Marcos Paz y Vicente López, y de cooperativas de cartoneros de la Ciudad de Buenos Aires. Junto al equipo local que lleva adelante el programa San Miguel Ciudad Consciente, recorrieron la planta y conversaron con sus trabajadores.

Allí se recicla cartón, plástico, vidrio y metal, entre otros materiales, con dos objetivos: cuidar el medio ambiente al aliviar, en cierta medida, los rellenos sanitarios y, por otro lado, promover la formalización de los recuperadores urbanos en el mercado laboral.

En San Miguel hay 214 grandes generadores a los cuales se les retiran material reciclable. En 2017 se recuperaron 409 mil kilos de material reciclable; en 2018 fueron 488 mil y este año el objetivo es llegar a 600 mil. Los ingresos permiten solventar gran parte los salarios de los recuperadores urbanos que trabajan en la Municipalidad.