Volvían de una cita doble y fueron secuestrados. Las dos chicas, cómplices. La Policía Federal Argentina, como resultado de importantes tareas de inteligencia criminal, desarticuló una organización criminal dedicada al secuestro extorsivo de personas. Se detuvieron a los 9 integrantes tras 10 allanamientos en Paso del Rey, Merlo, Isidro Casanova, Longchamps y Villa Albertina, en la provincia de Buenos Aires.

«Dotamos a las fuerzas federales de todas las herramientas necesarias para el desarrollo de investigaciones que nos permitan dar con todos aquellos que hayan delinquido o sean buscados por la Justicia. Queremos que todos los argentinos estén más tranquilos», aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la secretaría de Seguridad de Eugenio Burzaco.

Siguiendo con los lineamientos de este Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, y a raíz de la denuncia de una de las víctimas, los uniformados del Departamento Antisecuestros y de Investigación del Secuestro Extorsivo de la Policía Federal, fuerza comandada por Néstor Roncaglia, investigaron y descifraron el modus operandi de “La banda de las promotoras”.

Ésta organización actuó de la siguiente manera. Durante el mes de noviembre del año pasado, dos hermanas, integrantes de la banda que decían ser promotoras, captaron la atención de dos hombres en las playas de Pinamar. Varios meses, cenas y viajes al interior después, los cuatro entablaron una amistad.

Con el correr del tiempo, las dos mujeres conocían todos los movimientos de las víctimas y sólo les quedaba aguardar por el momento justo. En marzo de este año, acordaron verse nuevamente.

Todo marchaba como de costumbre hasta que los dos hombres son abordados por cuatro delincuentes a las pocas cuadras de dejarlas en la localidad de Paso del Rey, partido Moreno.

Rápidamente, los criminales separan a los involucrados bajo fuertes amenazas de muerte y llevan a uno de ellos, el de más poder económico, a su departamento de Puerto Madero, donde cobran 70 mil dólares por su libertad y la de su amigo. Los secuestradores cumplen y los sueltan llevándose su camioneta.

A partir de la denuncia de una de las víctimas, el personal de la Policía Federal Argentina rastreó la camioneta y la localizó en Lanús. Allí, los policías la interceptaron y detuvieron al conductor de ésta. Del celular del aprehendido, como consecuencia de la profundización de las tareas de inteligencia criminal, los uniformados hallaron vínculos entre las promotoras y el resto de la banda delictiva.

El Juzgado de Garantías 1 de Moreno – Rodríguez, a cargo de doctor Ventricelli, con toda esta información a su disposición y con la cooperación de la UFESE del doctor Marquevich, ordenó el inmediato allanamiento de 10 viviendas vinculadas con la organización en Paso del Rey, Merlo, Isidro Casanova, Longchamps y Villa Albertina.

El resultado: Se capturó a los 9 integrantes, las dos hermanas, una mujer que cumplía la función de cuidadora y otros 6 hombres.

Gracias a la fuerte política aplicada por este Ministerio de Seguridad de la Nación, la tasa de secuestros ha bajado considerablemente en todo el país.