Las obras avanzan en establecimientos de todo el distrito a partir de los aportes del Fondo Educativo y del Servicio Alimentario Escolar. Desde el comienzo de la gestión, los trabajos alcanzan al 80 por ciento de los colegios.

A partir de la creación del Servicio Alimentario Escolar y con el aporte del Fondo Educativo continúan en Morón las mejoras edilicias en instituciones educativas. Se trata de obras fundamentales para recuperar la infraestructura que se deterioró por la falta de mantenimiento y el abandono de años anteriores y que desde hace tres años y medio alcanzan al 80 por ciento de los establecimientos.

Actualmente, los equipos están trabajando en todas las localidades. En Castelar Sur, por ejemplo, se está ampliando el Jardín de Infantes 934, donde se están construyendo dos salitas nuevas con baños integrados en cada una de ellas para dar respuesta a la necesidad de vacantes en Barrio San Juan. A su vez, en la Escuela Primara 105 se avanzó con una ampliación de 120 metros cuadrados en la planta alta que incluye un Salón de Usos Múltiples y dos aulas. Además, se están reparando filtraciones y baños, entre otras tareas.

Esta semana, comenzó la puesta en valor de la Escuela Secundaria 31, en Morón Centro. Allí además de reparar baños y filtraciones, se cambiarán los pisos que están en mal estado en aulas y se harán tareas de pintura. En los próximos días, los trabajos arrancarán en la Escuela Secundaria 12, donde se resolverán problemas de humedad con una membrana nueva en techos, se colocarán ventiladores y se hará la conexión cloacal a la red existente entre otros trabajos. Por su parte, las obras están por finalizar en el Jardín de Infantes 921, donde además de refaccionar la cocina se arreglaron filtraciones y grietas, se realizaron tareas de pintura y se revisaron las instalaciones eléctrica y sanitaria.

Sobre la inversión en infraestructura escolar, el intendente Ramiro Tagliaferro expresó: «En Morón nos encontramos con establecimientos que no se intervinieron durante décadas y que presentaban un importante estado de abandono. Por eso, desde que iniciamos la gestión estamos haciendo las obras que hacen falta para recuperar la infraestructura en todos los jardines y escuelas para que los chicos aprendan en mejores condiciones».

Con 14 obras en simultáneo, el plan de refacciones avanza en establecimientos de todo el distrito y permiten recuperar la infraestructura deteriorada por la falta de mantenimiento. Los arreglos impulsados a través del Fondo Educativo incluyen reparaciones generales, adecuación de instalaciones y tareas de albañilería, pintura e impermeabilización, entre otras. A su vez, se avanza en la refacción de cocinas y comedores con el Servicio Alimentario Escolar. En 2018, el plan de refacciones incluyó 61 trabajos.