Fue clave la lectora de patente del Municipio de San Miguel y el trabajo conjunto con la Policía Bonaerense.

Tras haber robado un auto en Pilar y luego de una vertiginosa persecusión, cuatro delincuentes fueron apresados por el comando de patrullas de San Miguel con ayuda del Centro de Operaciones Municipal y de la Policía Municipal de este distrito.

El hecho comenzó cuando desde el Centro de Operaciones Municipal se detectó el ingreso a San Miguel de un Gol Trend blanco que dos horas antes había sido robado en Pilar.

Rápidamente se ubicó al vehículo sospechoso con las cámaras de seguridad del municipio y se dio aviso al comando de patrullas de la Policía Bonaerense.

En pocos minutos, varios móviles acudieron al encuentro del auto robado, que al verse rodeado se dio a la fuga dando lugar a una peligrosa persecución que pudo seguirse a través de 37 cámaras de seguridad de San Miguel.

Finalmente, el vehículo perdió el control en la rotonda de Ruta 8 y avenida Balbín, rompiendo tres cubiertas. Nuevamente rodeado, el conductor bajó del auto e intentó escapar corriendo, pero en pocos metros fue alcanzado por la policía.

A su vez, desde el Centro de Operaciones Municipal siguieron analizando las imágenes del ingreso del auto al distrito, donde habían detectado 4 hombres adentro del auto. Comenzó entonces la búsqueda de los tres delincuentes restantes, que fueron encontrados minutos después por un móvil de la Policía Municipal en la esquina de Ruta 8 y Saavedra.

Según confesaron al momento de su aprehensión, se habían «descolgado» del vehículo para evitar ser detenidos. Los tres hombres fueron trasladados a la comisaría primera de San Miguel, donde ya se encontraba el conductor del auto detenido en primer término.