Fue durante un procedimiento de rutina realizado por la Policía Municipal. El detenido tenía tres pedidos de captura activos.

La Policía Municipal de San Miguel detuvo a un peligro delincuente durante un patrullaje de rutina realizado esta semana en Barrio Mitre.

El hecho se produjo en la intersección de las calles Padre Ustarroz y Azcuénaga, donde un móvil detuvo a un Renault Logan blanco para identificar a cuatro personas que se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas adentro del vehículo.

Uno de ellos contaba con tres pedidos de captura activos, “Homicidio agravado”, de septiembre de 2018; “Portación ilegal de arma de fuego”, de julio de 2018; y “Comparendo compulsivo”, con fecha de mayo de este año.

El delincuente fue aprehendido y trasladado por los efectivos policiales a la comisaría segunda de Bella Vista, en donde quedo a disposición de la Justicia.