Fue luego de dos operativos efectuados por la Policía Federal en la Ciudad de Buenos Aires y en la localidad bonaerense de Villa Ballester. Dos hombres que distribuían pornografía infantil en las redes quedaron detenidos, bajo lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación.

“Asumimos el compromiso de trabajar para erradicar este tipo de delitos. Por eso colaboramos con la Justicia para que estas prácticas no queden impunes”, expresó la ministra Patricia Bullrich, tras instruir políticas expresas a la Secretaría de Seguridad a cargo de Eugenio Burzaco.

En un allanamiento realizado en un domicilio de la calle Villarroel, en Villa Ballester, los miembros de la división Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la fuerza detuvieron a un abogado de 45 años de edad, quien había distribuido imágenes de pornografía infantil.

La investigación para dar con el sujeto comenzó a raíz de un reporte remitido por el National Center for Missing, el cual denunciaba que el día 12 de enero del 2019, un usuario utilizó la plataforma de comunicaciones Skype, y distribuyó un archivo en la cual se observaba a una menor de edad desarrollando actividades sexuales.

Ante este hecho, los detectives realizaron diferentes diligencias tendientes a la identificación del usuario investigado y obtuvieron que la IP correspondía a la empresa Telecom y cuyo titular era el individuo detenido.

En ese contexto, los miembros de la fuerza que dirige Néstor Roncaglia irrumpieron en la vivienda del individuo y secuestraron dos CPUs , un módem , tres celulares, un pendrive, cuatro CDs , un DVD y dos cámaras digitales.

Intervino el Juzgado de Garantías 4 del Departamento Judicial de San Martín.

Asimismo, en un operativo llevado a cabo en el barrio porteño de Villa Pueyrredón, los efectivos detuvieron a un hombre de 43 años de edad, acusado de distribuir y producir de material de abuso sexual infantil.

El arresto se dio luego de un reporte remitido por el National Center for Missing en el cual se detectó a un usuario perteneciente a la red social Instagram, quien publicó un video de explotación sexual infantil a través de una dirección IP de la empresa Telecom.

Fue así que los federales identificaron el domicilio del hombre, ubicado en la calle Obispo San Alberto al 3000 y allanaron el lugar.

Allí detuvieron al sospechoso y secuestraron cuatro celulares, cuatro discos rígidos externos, tres pendrives , dos cámaras digitales, dos memorias SD, dos memorias micro SD, una cámara filmadora, una netbook, y una CPU.

Interviene el Juzgado en lo Penal Contravencional y de Faltas 19, a cargo del doctor Carlos Aostri.