La concejal y candidata a intendente de Ituzaingó, Sandra Rey, presentó la semana pasada un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante para que se cree en ese distrito una Dirección de Culto, en consonancia con otros municipios que ya la están implementando.

El proyecto expresa en su artículo primero que la finalidad es “trabajar mancomunadamente con el organismo competente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina y con la Dirección de Culto de la provincia de Buenos Aires”.

Más adelante, se detalló que se buscará “confeccionar un registro público e integral de todas las iglesias, confesiones y comunidades religiosas qué actúen dentro de la jurisdicción del Municipio de Ituzaingó”.

En este punto, Rey aclaró que esta presentación, “no está dirigida sólo a una religión, es un proyecto ecuménico realmente importante y se trabajará de manera interdisciplinaria con todos los municipios que ya tienen está dirección”.

Inmediatamente, analizó que es necesario que el Ejecutivo analice la importancia de contar con esta dirección. “Se entiende que demandará un pequeño presupuesto, cómo la creación de cualquier organismo nuevo”, remarcó, y reafirmó: “Estoy convencida de que hay que escuchar a todos, tomarse el tiempo de entender que de la diversidad se aprende”.

Mientras que otro de los artículos propone: “Garantizar el derecho fundamental a la libertad de pensamiento religioso y de culto reconocidos en la Constitución provincial y nacional, asegurando el derecho a la no discriminación en virtud de creencias religiosas, la práctica de actos de culto, la recepción de asistencia religiosa de su confesión y el acceso a la enseñanza e información religiosa”.

Asimismo, otro punto de la presentación expresa la necesidad de “gestionar, cooperar, organizar, con instituciones religiosas que tiendan al bien común todo lo atinente a la promoción de la participación ciudadana, como así actividades eventos y festividades religiosas que sean de interés para la comunidad”.