El presidente Mauricio Macri recorrió las obras de transformación en autopista de la Ruta Nacional 8 a la altura de la ciudad bonaerense de Arrecifes, que permitirá brindar más seguridad vial a los vecinos de ese municipio y generar menores tiempos de viaje.

El jefe de Estado remarcó la importancia de la obra que “es de calidad y significa mucho en términos de tranquilidad” para los habitantes del municipio.

“Esta mejora en las rutas nos permite crecer porque por acá pasa gran parte de la producción del país”, dijo Macri al concluir la recorrida que realizó junto al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Se trata de un tramo de 15 kilómetros que estará operativo el mes próximo y evitará que el tránsito pase obligadamente por el centro urbano de la ciudad.

El proyecto generó más de 180 empleos y comprende la duplicación de la calzada, la construcción de dos calzadas y la ejecución de distribuidores que facilitará la conexión con las rutas provinciales 191 y 51.

También contempla un distribuidor en el acceso a la localidad de Todd.

Los trabajos incluyen la señalización de 11 kilómetros y la remoción de suelo, colocación de barandas y asfalto de otros 4 kilómetros.

Con este nuevo tramo, son 50 los kilómetros finalizados de esta autopista desde que comenzaron las labores en 2016, ya que en abril se inauguraron los 26 kilómetros entre Parada Robles y Solís.

En Buenos Aires la Ruta 8 conecta Pilar, Exaltación de la Cruz, San Antonio de Areco, Sarmiento, Arrecifes y Pergamino. Además, vincula a Buenos Aires con las provincias de Santa Fe, Córdoba y San Luis, y es usada para trasladar carga industrial, comercial y pasajeros.

Las obras para transformarla en autopista se llevan a cabo en nueve tramos, con una inversión total de más de 20 millones de pesos.