El candidato a gobernador por el Frente de Todos, Axel Kicillof, recorrió este viernes la ciudad de Mar del Plata, acompañado por su compañera de fórmula, Verónica Magario para mantener una charla abierta con vecinos y vecinas de la zona.

A su llegada a esa localidad balnearia, Kicillof brindó su apoyo a la candidata a intendenta local, Fernanda Raverta.

«Esta ciudad tiene que tener una intendenta como Fernanda porque no solo coincidimos en nuestra forma de pensar la política, sino también en cuáles son nuestras prioridades y hoy nuestra preocupación es como sacar a las y los marplatenses del ‘agujero’ en que los metieron», afirmó el actual diputado nacional en conferencia de prensa.

En esa sintonía, criticó los altos índices de pobreza y desempleo que registra la ciudad cabecera del partido de General Pueyrredón y apuntó contra las políticas económicas del gobierno de Cambiemos.

«Mar del Plata es una ciudad que históricamente muestra el termómetro de la Provincia, no se entiende por qué Vidal nunca hizo nada. Durante estos cuatro años hemos visto un deterioro muy fuerte en la cuestión social, los indicadores aquí son críticos y eso es responsabilidad de las políticas económicas de Mauricio Macri».

«Ha sido una verdadera masacre a nivel laboral y de puestos de trabajo», señaló el candidato, luego de enumerar despidos concretados en los últimos años en los diversos sectores productivos y turísticos con los que cuenta esa región.

Consultado acerca de futuras políticas en el sector turismo, Kicillof expresó: «Hay que despertar la actividad turística lo más rápido posible. El turismo es una cadena de valor que debemos potenciar».

«Si se dan las cosas como esperamos y logramos ganar la elección de octubre, el inicio del gobierno va a ser en Mar del Plata porque será una vidriera de lo que se espera para la provincia de Buenos Aires».

Desde la zona del puerto de esa ciudad balnearia, participó de una charla abierta. «No venimos a traer excusas, venimos a traer soluciones» manifestó Kicillof, al mismo tiempo, instó a los marplatenses a estar «más unidos que nunca».

«Después de cuatro años de un gobierno que no cumplió con nada de lo que dijo para ganar en 2015, hoy escuchamos a Mauricio Macri diciendo que ahora ‘Si se puede’. El problema con el presidente y la gobernadora es que no se debe gobernar así, sacando el trabajo, la jubilación y atacando a los maestros», advirtió el actual diputado.

En este sentido, Kicillof expresó que hubo un intento por parte del actual gobierno de quebrantar lo simbólico y cultural: «Dijeron que tener un trabajo, cuatro comidas, un celular y vacaciones en Mar del Plata era una fantasía».

«Yo lo que les quiero decir que tener unas vacaciones en la cuna del turismo popular no es una fantasía, es un derecho y un gobierno tiene que dedicarse a que los derechos se cumplan».

Al cierre de su discurso, el diputado completó: «Hay que ponerse a trabajar en un plan de transformación y desarrollo estratégico para la ciudad de Mar del Plata y todo el partido de General Pueyrredón».

«Necesitamos que Alberto Fernández sea presidente, que Cristina sea vicepresidenta, que Verónica sea vicegobernadora y que Fernanda Raverta sea intendenta», finalizó Kicillof.