En Quilmes, con un 94% de las mesas escrutadas, triunfó la peronista Mayra Mendoza, que consiguió un 49,55% de los votos. El actual jefe comunal, el macrista Martiniano Molina, sumó 43,16%, y se la jugó por el corte de boleta, pero no le alcanzó.

Cabe recordar que, en las PASO, una de las fundadoras de La Cámpora se impuso ampliamente a otras cinco listas del Frente de Todos, incluyendo la del ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez y otra apadrinada por Aníbal Fernández.

Ahora, en las elecciones generales, se enfrentó a la estrategia de corte de boleta del oficialismo local, que dio buenos resultados pero no sirvió para que Juntos por el Cambio retenga el municipio.

Mayra Mendoza, que en diciembre dejará el Congreso Nacional, se convertirá así en la primera mujer de la historia que gobierne Quilmes.

El Frente de Todos y el macrismo se repartirán todas las bancas para el Concejo Deliberante que se pusieron en juego en esta elección, ya que ninguna de las demás fuerzas que participaron de los comicios consiguieron romper el piso.