Ocurrió en Villa Adelina. El acusado confesó el crimen tres días después de balear a la víctima. El cuerpo del hombre asesinado fue hallado en la pileta del asesino.

Un hombre fue detenido tras confesar que mató a otro al que citó por la red social Tinder para participarlo de una fiesta sexual a fines de noviembre. En su declaración el sujeto aseguró que convivió durante tres días con el cadáver en una vivienda de la localidad bonaerense de Villa Adelina.

Tras la escalofriante confesión, el cuerpo de la víctima fue encontrado en una pileta de la vivienda situada en Boedo al 2300, de esa localidad del norte del conurbano, en el partido de San Isidro.

Según informaron fuentes policiales, el presunto homicida, de 35 años, se presentó en la comisaría octava de San Isidro y confesó el crimen, por lo que fue detenido y policías se dirigieron a su domicilio.

En el lugar, los uniformados encontraron el cuerpo baleado de la víctima, también de 35 años, en el fondo de una piscina, tapado con una frazada.

En el interior de la casa se secuestraron medicamentos y una pistola Bersa calibre 3.80, con la que se habría cometido el crimen.